Libro Amerika Prohibida

Tengo a plena satisfacción compartir con Uds. mi libro AMRIKA PROHIBIDA.

Esta es la versión resumida de mi libro, condensada en formato digital con la esperanza de pronto publicar la versión completa, la misma que incluirá  los capítulos intermedios pendientes así como el sistema de desciframiento epigráfico y los análisis. Confío en que de entre quienes lean este resúmen surgirán algunos interesados en financiar la versión completa del libro. Por tal motivo me gustaría que lo distribuyan libremente entre contactos y conocidos.

Cuando decidí escribir este libro , tenía ya otros libros; pero siempre faltaba una referencia bibliográfica, una dialéctica de las tesis; pero un trabajo tan documentado, es  aburrido para la mayoría de personas,  y yo quería transmitir la emoción que siento ante el descubrimiento,  la alegría de ser recibido como un hermano a donde vaya, y sobre todo que cada persona a quien llegue este libro a sus manos pueda disfrutarlo y compartirlo. Así que dejé el método de un lado y puse por delante la emoción.

Este libro funciona como un resumen de mi trabajo investigativo, expedicionario y experiencias espirituales. Es el primero de una saga de 7 libros, que me encuentro en la actualidad escribiendo, con la esperanza de en un futuro cercano, dedicarme completamente a la literatura. 

  A lo largo de los años, he tomado como frase de cabecera una cita de Carl. G. Jung que me permito parafrasear: “No porque el hombre no tenga evidencia y comprobación directa de ciertos hechos, no quiere decir que estos no existan”.

AMERIKA PROHIBIDA-resumen digital

Categorías: Uncategorized | 4 comentarios
 
 

ECUADOR COAT OF ARMS

By Manuel Palacios, the Tayos Cave Man (total or partial reproduction is prohibited without the author’s permission).

Each year, on 31th October we conmemorate the Day of the Arms of Ecuador, a laudable one that has been pushed out by the foreigh holiday of Halloween, so I  decided to make an analysis on that, as it is in relation to the main issues of my research:  „The Crespi collection, origin,  epigraphic decoding and present place.”

This is an oval shield. In the upper part of its inside the Sun appears, in the centre a part of the zodiac is represented with the signs of Aries, Taurus, Gemini and Cancer. These signs correspond to the historical months of March, April, May and June, in their order, this was the period during which the battle lasted between the revolutonaries led by the  provisional government the seat of which was in Guayaquil and the General Juan José Flores who was insisting on the power.

In the lower part  cutting the horizon the Chimborazo, one of the highest mounts of the Andes can be seen under blue sky. The River Guayas is born from the snow of Chimborazo and this river acrossing fertile lands downwards through the coast of the Pacific Ocean and flowing into the ocean symbolizes the brotherhood of all Ecuadorians.

A steamboat ploughs the wide part of the river. It’s an allusion to the first steamboat built in the Pacific coast in the docks of Guayaquil in 1841 and has aan olive branch decorated with garlands as a mast,  it’s symbol of the  shipping and the commerce.

The shield rests on a consular Roman bundle of sticks (fasces), it’s the emblem of the authority of the Republic composed by a bunch  of sticks fastened  with a ribbon which wraps an axe. Four national flags surround the shield , two of these on  handles of lances, these were the main weapons used in the  battles for the independence, and two on handles of halberds symbolizing the custody of the constructed power, and in their centre two branches appear, one is that of a palm symbolizing the martyrism of those who gave us the liberty (at that time the phrase „the palm of martyrism” was used to be said), and the other is that of a laurel symbolizing the triumph and a glory. Some  shields of the arms are drawn wrongly, as olive branch is represented instead of palm and laurel. The palm and laurel branches  are what count in the decree of the arms. In the upper part of the shield the Andean condor is rising up  spreading its wings symbolizing  the power, greatness and pride

 In the historical aspect on the present form of the shield, with the expect of the tricolour, the National Convent reassembled in Cuenca with Pablo Merino Ortega being in the chair after the triumph of 6th March 1845. He decreed the change the arms by the decree of 6th November 1845, it is said that the poet Jose Joaquín de Olmedo created this shield to be oval which inside contain the Sun in  the upper part with the portions of the ellipse on which the signs corresponding to the memorable months of March, April, May and June could be found. On the right side of the lower part the  Chimborazo Volcano would be represented  from where a river would be born and where it is the most abundant in water there would be the steamboat called Guayas  having an olive branch decorated with garlandsas a mast symbolizing the shipping and the commerce which are  the source of Ecuador’s prosperity. The shield would rest on a consular bundle of sticks as insignia of the Republic’s dignity, and outside it would be decorated with national flags and branches of laurel and palm  and crowned with a condor of spred wings, on both sides bicoloured flags to mention the decree, they are blue and white with 7 stars in them.

Then, when General Eloy Alfaro became the Republic’s president the National Congress in 1900 definitively determinded the national symbols

 The present and definitive arms was adopted  on 31th October 1900 and when having obtained  the executive order of General Eloy Alfaro on 7th November 1900, the decree was published in the Official Register with no. 1272 on 5th December 1900. In the article of his decree of 31th October of the above mentioned year he changes the disposition of 1845 making only one modification according to what the bicoloured flags should be used instead of  the Colombian tricoloured ones. This was the same shield drawn by Olmedo with the only change of colours of the flags according to the disposition no. 1272 of the Official Register adopted ont he 5th December 1900, for this reason I call it the Day of the Arms

As concluding remarks to the historical aspect I have to emphasize that both José Joaquín  de Olmedo and Eloy Alfaro were masons that suggests that  the ornaments and symbols of the arms, like those of many buildings of the colonial Ecuador, have got an esoteric character. For this reason, when around the middle of the first decade of third millenium while I was working on the epigraphic decoding and catalogizing of the photos of the Crespi collection (it’s not finished yet due to lack of time and financial sources needed to be be finished) and I faced this image (drawing) which crowns this article that is a golden piece found in the Crespi collection. For its dimensions and characteristics this piece was the part of the 56 ones what the priest kept in the museum of  Maria Auxiliadora parish and after a fire the majority was decreased in number and the ones which were not lost or destroyed showed modifications, apparently  a 50 %  of the right segment inside and the western hemisphere of the mentioned piece were took off from the original plate, however, what  remained is more than sufficient to appreciate that it has got a relationship with the arms of Ecuador, that is more than accidental.

It’s easy to say that this piece was of masonic manufacture, so easy as it would be said that the majority of the ancient buildings were of extraterrestrial creation, or to justify that the old civilizations had been barbaric or not, however, evidences suggest that some settled civilizations were more advanced in knowledge and spirituality than the ours.

The relationship between  the arms Crespi and that of Ecuador are as follows:

  1. The Andean condor, ready to fly upwards, looking to the right. No other American arms show this position.
  1. In both sides there are two flags, however,  stripes aren’t suggested, at

their centres two branches appear, to the right that of the laurel, and of the palm to the left.

  1. The oval form, however, it’s not completed.
  1. The tip of the lance in the upper right quarter of the circle in the arms

of Crespi is the same. Evidently one can’t make comparations with the other 3 quarters of the national arms but the logic and tendency suggest us that the are the same, too.

  1. The shield rests on a bundle  serving as console, which is an

emblem of the authority of the Republic, composed by  a package of sticks fastened by a ribbon wrapping an axe. In the Crespi shield only the base of this bundle is suggested.

On the other hand, and as to a part of my analysis, the person we can see here who was identified as Aramu Muru by some people, I can declare emphatically that his clothing is very similar to that of the Shumer (and that of the hundreds of groups deriving from them), however, the sceptre in his hands is related to the Mayan culture (it’s not the first time that we can find such a relationship because in the artefacts of Maná there are  goblets with proto-Mayan numeration).

I think, now the readers of my work would know that when saying Shumer I refer to an original group of America which was flourishing in the area of Shumir, today that of the provinces of Azuay,, Zamora Chinchipe, Morona Santiago and Loja in Ecuador. When saying it, I start from the  semiologic and linguistic relationship, my knowledge of some native and ancient, already extincted languages of this region  makes me possible to claim it. Returning to the sceptre in his hands it’s the emblem of the foot (as it were the body of the snake inhalf,but in reality it’s the foot of the sceptre)  of god káwil’s snake about which a fast analysis indicates that is a realistic  representation  of the god or of that who  was acting  as a god in his ceremonial  clothing. Related to the nobility, the lightning,, the crop, the blood offering, the fertility and the germination he was the guard of the life and the protector of the four quarters of the cosmos. According to the texts of the  Templo de la Cruz Foliada in Palenque from the three created gods K’awiil  (GII) was the last to be born. In the post-classic period the people of Yucatán called him B’olon Tz’akab (Nine Generations, Continuous or  Everlasting Thing) and perhaps he was Tohil (Storm) or Huracán (Ray of a Leg) in Guatemala’s highlands.

Like Itzamnaaj, of whom he is just another  manifestation, he was a deity having both worldly and celestial attributes.

However, the sceptre forming the legof the snake also accompanied the Mayan rulers called Káwil, for example Hasaw Chan Káwil (530 AD), but his clothing didn’t resemble to that used by the rulers of Tikal of that time. In any case, the analysis is to be considered yet preliminary and the most important would be receiving an invitation from the Mexican government in order to a make a deeper investigation and clarify this enigma.

But beyond the different cultures’ similarity of the elements, the presence and combination of symbols, what does this plate mean? A powerful person, a god in the arms of Ecuador. Symbols of the past and future connecting with each other. Would it mean perhaps the return of this god to this territory?  In any case, it’s a profecy of a future shaped in  the past.

Categorías: Uncategorized | 1 comentario

 Ecuador y las  Leyendas del Hombre Mono

mono
Estando en Manabí con unos amigos, surgió un tema interesante, las leyendas de hombres monos. Conocía historias en Canadá, USA e Himalayas, pero en Ecuador había poca información. En la conversación comentaron que un viejo cazador  tuvo un encuentro con un ser  en las montañas de Salango, sesenta años atrás. Explorando los bosques oyó un aullido desconocido que él respondió. De repente estaba frente a un hombre peludo  desde la cara hasta los pies. Este ser lo atacó pero gracias a sus  perros  salvo su vida.  Logró machetearlo dándole muerte al ser, conocido como El Salvaje. El Dr. Hector Burgos, me narró  hace treinta años que unos amigos suyos, cazando en las montañas de Manglaralto, dieron con una cueva donde habían piedras  amontonadas, tensos  esperaron escondidos cuando de repente aparecieron dos hombres simiescos   que emitían gruñidos. El psicólogo Marcos Preciado que trabajó varios años por la zona, cuenta que los pobladores de Manglaralto hablan del “sin desgonce” un ser  peculiar por su andar que se comunica por silbidos. En los Andes  también hay  leyendas. Así en Azuay y Loja se lo llama Zhiro o Azhiro  por el tono gris de su pelaje. Acostumbra  raptar personas  llevándolas a zonas apartadas.   El investigador José Yaguana explica  que hace años en un  pueblo de Loja,  mientras una joven lavaba en una quebrada apareció el Azhiro y la raptó. Años después apareció la mujer desnuda con dos hijos pequeños en el pueblo. La mujer huyó de su cautiverio dentro de una cueva. También ha sido visto por la laguna de San Marcos en Cayambe, llamándoselo “Dan Dan”.  En el volcán Pululahua conservan la leyenda del pie grande. Mientras Tony Balseca  menciona noticias del hombre mono en las inmediaciones del Altar y su abuelo le contaba que a inicios del siglo XX  los colonizadores de tierras en el Puyo lo veían  cuando tumbaban los bosques.  Angeles Flores visitando las cavernas de Jumandi en el Napo, comenta que la gente habla de un hombre gigante y peludo como el  Yeti.   En Juana María en el Coca se menciona a un hombre mono  de 2 metros que vive en las montañas. De Graff escribe que por los años 40 en el Yasuni,  exploradores norteamericanos encontraron huellas frescas de un ser gigantesco. Mientras que el investigador Germán Rodriguez  cree  son criaturas de antiguas razas humanas, los últimos lemúridas gigantes  que aún habitan zonas despobladas y boscosas de América .

sacha-runa-hominid

En Bolivia, Chile y Argentina son conocidos como; Ukamar Supai,  cabeza cónica y  altura  promedio de 2.20 metros, pelaje de rojizo a negro y olor desagradable,  alimentándose de frutas y carne.  Finalmente en un relato del diario del Coronel Percy Fawcett, explorador de las selvas amazónicas en el siglo XX desaparecido en 1925, buscando una ciudad en el Mato Grosso, narra su encuentro con hombres  simiescos que gruñían y lo veían fijamente, seres primitivos . Gracias a sus armas de fuego escaparon. ¿Existen los hombres monos?.  Ecuador  guarda secretos que se irán revelando. La historia no ha  concluido. Surgirán nuevas informacions para comprender un día estos enigmas del Ecuador.

Ing. Raymond Román Maugé

Guayaquil, 22/11/2013

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Xavier Rivadeneira, por qué es tan difícil ser profeta en propia tierra

Estimados amigos:

Me dirijo nuevamente a Uds. Como lo hiciera hace unos meses cuando se declaró el cierre de la embajada ecuatoriana en Budapest. En ese momento volvimos viral una serie de documentos donde se sustentaba la importancia de las relaciones no solo actuales sino ancestrales entre ambos pueblos.

Nuevamente Hungría incentiva mi pluma, pero esta vez es para escribir sobre un amigo, que ha sido acogido como hijo predilecto, por su talento, por su carisma y sobre todo por su infatigable deseo de colaborar en el desarrollo cultural.  Muchas de las personas, incluso las que están profundamente relacionadas con la cultura, simplemente me dirán: Esa persona no existe.

Pero esa persona existe, y trabaja. Y podría hacerlo mucho más si se presentaran las oportunidades que necesita.

xavier-rivadeneira-original-5518El tenor ecuatoriano-húngaro, inició sus estudios de canto con la soprano chilena, Blanca Hauser y los musicales en el Conservatorio Nacional de Música de Quito entre 1982 y 1985. Posteriormente entre 1990 y 1993 en la Academia de Música Franz Liszt de Budapest Hungría, en la Universidad de Miskolc Instituto Béla Bartók de Hungría, donde obtiene su título de “Performig Arts-Classical Music Singer” En la Universidad Partium de Transilvania, realiza estudios de Pedagogía Musical. Y actualmente se encuentra realizando una maestría en Pedagogía Musical y de Canto

Su formación  vocal y musical, ha contado con maestros como: Zsolt Bende, Margit László, Gyula Pfeiffer, Magda Nádor y Szüle Tamás. Además en el año 2000 con el tenor eslovaco Frantisek Livora.

Ha participado en varias producciones de ópera y conciertos de la Fundación Ópera del Ecuador y la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador entre los años 1987 y 1988.

En 1990 obtiene el título de “Triunfador del VIII Concurso Jóvenes Solistas Ecuatorianos”.

En el año 2002 recibe la beca de estudios “Sydney Lion” en Londres.

Carta-de-recomendacion-de-E

Del año 2000 al 2003, en la Ópera del Estado, y siendo miembro del “Estudio de Ópera” bajo la dirección de los maestros  Géza Oberfrank (Director general musical del Teatro) y András Fehér (Director de escena), participa en varias producciones de ópera tanto en el Estudio como también en el Teatro.

En 1993 y como miembro de la Ópera del Estado en Budapest, obtiene el nombramiento de solista en el Teatro.

Es solista permanente del Teatro Interoperett  en Budapest y de la Orquesta de la Universidad Eötvös Lorand en la misma ciudad. Ha sido solista también de la Ópera de Cámara, la Filarmónica, y la Radio. De igual manera en el Teatro de la Ópera del Estado Húngaro, Teatro Nacional de Debrecen y en el de Miskolc.

Ha realizado conciertos en Alemania, Gran Bretaña, España, Austria, Luxemburgo Hungría, Italia, Eslovaquia, Eslovenia, Croacia, Romanía, Armenia, Tailandia, Israel, Dubái, Ecuador, México y Venezuela.

Yo me pregunto, con este perfil (que no es sino un breve resumen), por què los ecuatorianos no sabíamos que un compatriota ha dejado en tal alto nombre a los músicos ecuatorianos.


Condecoracion
Condecoracion2

Pese a haber recibido una condecoración de la Asamblea Nacional, el 7 de octubre del 2013, es poco o nada lo que ha podido concretar en este anhelo noble: enlazar culturalmente  y a través de la cultura los hermanos países de Ecuador y Hungría.  Tanto podría hacer nuestro amigo, si se lo nombrara “Agregado Cultural” en la embajada ecuatoriana, y de esta manera contraponerse al dicho de que Sólo se puede ser profeta en la propia tierra.

Xavier Rivadeneira, es un honor contar con tu amistad.

Amigos ecuatorianos que reciban este comunicado. Hagamos viral esta comunicación, por el bien de la cultura, por el bien del país, por el bien de la humanidad.

Atte,

Manuel Palacios Villavicencio

Investigador y escritor

Presidente,  PanorámaVilágklúb,  Ecuador

Canal youtube con presentaciones de X. Rivadeneira.

https://www.youtube.com/user/XavierRivadeneira

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

ROMANOS EN EL ANTIGUO ECUADOR

Por Raymond Romàn

(Capìtulo reproducido de su libro “Enigmas del Ecuador”. Guayaquil, 2001)


romanos

 

Hasta hace unos años, hablar de la posibilidad de que pueblos de otros continentes pudieran haber llegado a América, resultaba para los investigadores un tema tabú. Se decía que no había pruebas suficientes, y que el desarrollo tecnológico para la navegación de aquella época era limitado.

Sin embargo, el tiempo se ha encargado de revelar los secretos que se necesitaban para comprender, que sí pudieron llegar navegantes de otros lugares a nuestro continente antes de Cristóbal Colón.

Entre estos pueblos podemos mencionar a los romanos. Los modernos investigadores han dado más consideración a la capacidad de este pueblo en la navegación por mar. Antes se pensaba que los romanos no poseían una sólida tecnología naval. Sin embargo, descubrimientos de objetos romanos encontrados en distintos lugares de América, demuestran que los romanos más de una vez remontaron los océanos Atlántico y Pacífico en sus embarcaciones. Así tenemos algunos ejemplos de importantes hallazgos.

El investigador ruso Valeri Guliayev, que es muy escrupuloso a la hora de dar credibilidad a ciertos testimonios de descubrimientos de objetos romanos en América, acepta favorablemente el hallazgo de una estatuilla de barro cocido de 2,5 cm. de diámetro, que representaba a un ser barbado que llevaba un gorrito cónico semejante a los bufones. Este descubrimiento lo hizo el arqueólogo mexicano José García Payón en 1933, en un antiguo asentamiento indio en el Valle de Toluca, bajo tres capas intactas de suelo de arcilla de un edificio, dentro de una sepultura azteca del siglo XIII.

En 1939, algunos arqueólogos europeos conocieron del hallazgo, y fueron ellos los que ayudaron a descifrar el origen de la misteriosa estatuilla. Eran fabricadas por los romanos del siglo II d.C.

¿Qué hacía una pieza artística de esta época en una tumba prehispánica? Este descubrimiento es significativo, y ayuda a dar más credibilidad a otros hallazgos hechos en México: como “La cabeza de una estatuilla de la época helenística encontrada en Querétaro, una terracota (Venus) del período romano tardío, encontrada en la región de Huasteca, y una figurilla romana encontrada al norte de Méjico, y que en la actualidad se conserva en el museo de Chicago”.

Hay otro dato importante que aporta Guliayev, esta vez de objetos Americanos pintados en frescos de Pompeya y Herculano, como son dos plantas autóctonas de América, la anona y el ananás.

Este descubrimiento, hecho por el profesor Casella en los años 50, es importante para la historia mundial. ¿Cómo los romanos del siglo I d.C. (La erupción del Vesubio, que sepulta las ciudades de Pompeya y Herculano) conocían plantas originarias de América, que se creían desconocidas en Europa hasta el advenimiento de los españoles? Para poder pintar estas frutas en los frescos de la aristocracia romana, debieron copiarlos de modelos reales, y eso sólo se pudo conseguir viajando a América y regresando. Estas frutas debieron ser muy exóticas, y significar mucho para los romanos, que las peremnizaron en los murales de sus viviendas.

Algunos investigadores como el español Pedro de Frutos, el argentino Ibarra Grasso y el ruso Guliayev, aceptan como seguro el hallazgo de un tesoro de monedas romanas del siglo IV d.C., halladas en el litoral venezolano algunos años atrás. Estas monedas de oro, plata y cobre, muchas de las cuales estaban repetidas, estuvieron sepultadas en una vasija de barro, a varios metros de profundidad.

Otro investigador español, Arriés, menciona el descubrimiento de varios objetos romanos encontrados en diversos lugares de América como el hallazgo de una moneda romana en las Antillas, a principios del siglo XIX. Un vaso de terracota repleto de monedas romanas de bronce en el istmo de Darién, en Panamá. Como también una moneda del siglo II d.C. encontrada en Tennesse (USA) y una copa de estilo pompeyano.

En el año 1986, en las costas de Manabí (Ecuador) en un punto entre Manta y Puerto Cayo, fueron halladas con un detector de metales varias monedas romanas de bronce y cobre, las mismas que pertenecen a un período comprendido entre el siglo I al IV d.C. Entre las monedas existe una del emperador Claudio Cesar que gobernó el imperio entre los años (41-54) d.C. y otra del emperador Constancío II que gobernó entre el (337-361) d.C. Estas monedas fueron halladas por el Ing. Carlos Sánchez, mientras realizaba una caminata entre Manta y Puerto Cayo, con un grupo de amigos, utilizando un detector de metales marca Mustang. Sánchez me contó que al entrar a una pequeña cueva al pie del mar, el detector señaló la presencia de metal y al escarbar unos 15 cm encontró este grupo de monedas en una bolsita o monedero de metal tejido. La zona era un área deshabitada, y en mi opinión, creo que alguna embarcación romana, o gente que comerciaba con los romanos, llegaron a estas playas por accidente o conociendo las rutas. Eso lo desconozco, pero llegaron, y al parecer naufragaron quizá alguno de los tripulantes sobrevivió y se mezcló con la población. En todo caso, lo importante de esta información es probar que no sólo los españoles pudieron llegar a nuestro continente sino que otros pueblos también alcanzaron estas playas. Muchos de estos navegantes eran aventureros y comerciantes que buscaban nuevas rutas para abrir sus negocios, y no es imposible ni asombroso, ya que se ha demostrado en la práctica con viajes modernos y técnicas antiguas (Heyerdal, Vital Alzar, Michael Formosa) que los antiguos navegaron tanto el Pacífico como el Atlántico sin mayores problemas.

 

Philipo-Padre Alejandro (IV A.C)

Otro interesante hallazgo se realizó en Punta Carnero (Ecuador), donde la señora Julieta Rodríguez1, mientras caminaba por la playa buscando minerales, encontró un extraño objeto recubierto de sedimentos marinos. Al llevarlo a Guayaquil y limpiarlo, cual no sería su sorpresa al aparecer una extraña moneda de plata que parecía muy antigua. Efectivamente, y de acuerdo a numismáticos de los EE.UU. que la revisaron, la moneda sería egipcia, y en ella aparece el rostro de Filipo II rey de Macedonia, padre de Alejandro Magno, siglo IV a.C., en el anverso aparece el símbolo de Isis, divinidad egipcia. Sin embargo al observar la fotografía, da la impresión de ser romana.

En 1982 en Illinois USA se descubrió una cueva sellada dentro de una granja, lo que los especialistas Norteamericanos consideran el tesoro de la tumba de Alejandro Magno. Según los entendidos, se cree que fueron traídas todas estas reliquias, monedas de oro y joyas, en un tiempo remoto, para esconderlas de posibles robos en su lugar original. Entre otras cosas se encontró en la cueva escritura latina del siglo II d.C., como la más moderna.

Otro dato interesante es el que aporta el investigador Chessman, un experto mormón que en la década de los 70 realizó estudios sobre las planchas de las cuevas de los Tayos. En una ocasión, al llegar a Cuenca, tuvo contacto con el padre Crespi, que era el encargado del museo Merchan. Crespi llevó a Chesmann y su grupo de investigadores a una habitación donde guardaba muchos objetos extraños de oro y otros materiales. Ahí pudo apreciar planchas metálicas con signos de escritura tipo Babilónico y Semíta, y una que contenía la figura de una carreta romana halada por caballos.

Benzoni, explorador italiano del siglo XVI, cuando llegó a las costas de Manabí, relataba que “los de Pasao y Coaque tenían balanzas romanas de media vara de largo, con su cuenta y número en ellas y su pilón, y en sus balsas utilizaban mástil con vela latina”.

Natalia Rosi, investigadora italiana, afirma que los etruscos (siglo VIII a.C. – siglo III a.C.) predecesores de los romanos, y que dieron la base cultural a estos, fueron de origen americano.

Rosi, en sus estudios de lingüística, establece similitudes fundamentales entre el etrusco – latín – quechua, que no son coincidencia de forma, (ver Etruscos en el Ecuador), así por ejemplo encontramos muchos nombres latinos en el quechua como Rocha, Salango, Ancón, Andes, Paulo, Cayo, Kíppu, Rumi, Pácha, Scyri, Tusco, Marca, Inti.

En mis conversaciones con algunos historiadores he detectado un cierto rechazo a la posibilidad de que barcos romanos pudieran llegar alguna vez a nuestro continente, aunque algunos investigadores piensan que quizás si pudieron alcanzar las costas atlánticas de América, no dándoles ninguna opción de haber llegado por el océano Pacifico.

Yo en cambio, estoy convencido de que los romanos sí pudieron llegar a las costas occidentales de América, utilizando el mismo criterio que tuvieron los españoles de la colonia en sus travesías entre Filipinas y el Callao. La ruta era la que sigue la contracorriente ecuatorial, que nace al sur de Borneo, y llega frente a las costas del Ecuador. ¿Por qué si los españoles lograron hacer estas travesías, no pudieron hacerlo otros pueblos en el pasado?

Recordemos que el hombre antiguo exhibió un gran valor para medir sus fuerzas con las de su entorno. Su capacidad técnica e inteligencia le permitió remontar los mares y llegar a nuevos o antiguos mundos. Además contaban con mapas cartográficos donde estaban representadas las costas de América (Mapa de Ptolomeo, Mapa de Marino de Tiro), que sin lugar a dudas marcaban los itinerarios a seguir. Pero nada de esto se enseña en las escuelas, y los niños siguen recibiendo las mismas clases de historia de hace siglos. El sistema de manipulación mundial sigue engañando al mundo y escondiendo pruebas que cambiarán la historia.

La historia oficial la escriben los que detentan el poder en el planeta, y ellos no quieren que esto cambie, pues existen demasiados intereses en juego, que los perjudicarían para siempre. Cristóbal Colón fue el último de una larga lista de viajeros de todas las latitudes, que llegaron hasta la antigua América. Y hoy muchos investigadores españoles lo manifiestan públicamente. Colón y su “Nuevo Mundo” es un mito que el tiempo se encargará de destruir. La verdad puede tardar, pero al final siempre se impondrá sobre la mentira.

  

romanos

 

 

Monedas Romanas encontradas en Manabí en 1986, por el Ing. Carlos Sánchez:

A. Moneda de bronce período de Claudio Cesa

B. Moneda de bronce período de Cesar Augusto

C. Moneda de la época del emperador Constancio II, era utilizada para el pago de impuestos fiscales.

 

(Fuente: Colección privada Raymond Romàn).

 

 

 

 

 

1 Investigadora Guayaquileña, que ha ralizado varios descubrimientos: Como una formula efectiva contra la calvicie. El hallazgo de unas minas de metales, piedras semipreciosas en Pascuales asi como monedas Romanas y españoles.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

ODONTOLOGÌA PRECOLOMBINA- Ecuador

Saludos. Tengo el honor de presentar la versiòn digital y gratuita del libro ” Estudio retrospectivo de las modificaciones dentarias del hombre precolombino de la costa ecuatoriana entre el año 500 A.C. y 1500 D.C.

En este trabajo, mi amigo y parte de mi equipo de trabajo investigativo,  el Odontòlogo  Fernando Pèrez analiza:

- Las tècnicas odontològicas practicadas por el hombre precolombino ecuatoriano

- Comparaciones entre otros pueblos ancestrales.

- Se menciona el posible uso de las mismas tècnicas y materiales utilizados

- Se analiza el conocimiento de la morfologìa dentaria por los odontòlogos precolombinos, para la realizaciòn de incrustaciones, en dientes vitales, en la mayorìa de los casos sin afectar las estructuras nobles.

Para mì es un honor, servir de puente, para presentar este trabajo, realizado entre el 2009-2013, y que se constituye en un pionero en este tipo de investigaciones en Ecuador, y se espera sirva de referente obligatorio a futuros trabajos que sucedan.

Para utilizaciòn de cualquier fragmento de este trabajo, contactarse con el autor al mail

<nado23z@yahoo.com>

Para descargar, hacer click en el presente link.

ODONTOLOGIA PRECOLOMBINA

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

LOS FENICIOS EN EL ANTIGUO ECUADOR II

16345_219283554244_6741584_n

 

 

A la memoria de Hector Burgos Stone

 

 

 

 

Hace algunos años, cuando leí la obra de Erich Von Däniken “El mensaje de los dioses”, me intrigó un capítulo que lo dedicó exclusivamente al sacerdote salesiano Carlos Crespi Croci. Crespi, nacido en Italia. Estudió Ciencias Naturales en la Universidad de Milán, y fue asignado a la ciudad de Cuenca, en Ecuador, como misionero para los indígenas de la zona. Carlos Crespi dirigía un interesante museo en el Instituto Merchán, donde había coleccionado muchas piezas de piedra, cerámica y metal, que eran consideradas por varios investigadores como sumamente extrañas, porque en ellas aparecerían enigmáticas inscripciones del tipo fenicio y libio.

 

Pero desgraciadamente un incendio aparentemente intencionado por manos criminales, destruyó varias de estas piezas, consideradas únicas en la arqueología americana. El hecho ocurrió un 20 de julio de 1962.

 

Sin embargo, entre los objetos que se rescataron quedaron algunas interesantes planchas de metal y varias lápidas mortuorias, con esas raras inscripciones y símbolos.

 

La mayoría de estas piezas fueron obsequiadas por los indígenas al padre Crespi, como agradecimiento por su abnegada labor. Según Däniken que observó las piezas detenidamente en sus viajes a Cuenca, allí se podía observar planchas de plata de hasta 2,60 m de largo por 1,3 m de ancho con inscripciones y símbolos de lenguas antiguas del Asia.

 

Efectivamente, algunas muestras de estas planchas con inscripciones fueron estudiadas por el profesor Kanjibal, de la India, quien logró descifrar dicha escritura, identificándola como antigua escritura de los brahmanes de la India.

 

Posteriormente es el investigador Barry Fell, quien ha recorrido todo el mundo buscando epigrafías en acantilados y montañas, el que se interesó en estas lápidas con inscripciones. Una de esas lápidas, fue estudiada por el Dr. Clyde Keeler a pedido de Fell, el mismo que después de un largo estudio determinó que los signos eran escritura Libia, del siglo III a.C., en su estilo más depurado. Además en esta lápida aparecía la figura de un elefante africano, desconocido en América.

 

La gran mayoría de los investigadores llamados “serios” habían cuestionado la legitimidad de esas piezas arqueológicas, argumentando que eran falsificaciones, que los indios las hacían para agradar a un viejito bueno. Habría que preguntarse: ¿De dónde aprendieron los indios lenguas tan complejas aun para los críticos?

 

El tema había llegado a un cierto estancamiento, pero en el momento más oportuno llegó a mis manos la investigación que hizo un sacerdote llamado Manuel Molina sobre la vida y obra del padre Crespi. Molina aporta datos esclarecedores sobre el origen y significado de las lápidas y planchas que custodiaba el padre italiano.

 

En esa investigación, Molina señala que “fue el mismo Crespi quien encontró y desenterró cientos de lápidas mortuorias, muchas de las cuales tenían inscripciones; siendo el primer hallazgo de este género en la arqueología ecuatoriana, en un idioma que por sus características se asemeja al fenicio”. Crespi era un arqueólogo y etnólogo aficionado que se dedicaba seriamente a investigar.

 

 

 

De acuerdo a Molina, 200 copias de epigrafías fueron enviadas a expertos en los Estados Unidos, sin que se haya recibido contestación alguna. En 1971, Molina envió copias de estas inscripciones al lingüista Francisco Katsberger, de la Universidad de Salvador, en Argentina, quien luego de analizarlas manifestó que eran definitivamente elementos fenicios, mezclados con elementos indígenas, lo cual apoyó con 18 argumentos.

 

Estas lápidas fueron encontradas en las poblaciones de Sigsig Shillo y Chordeleg, en Azuay, también por el suizo Max Konanz, que con mucha dedicación recuperó  valiosas piezas algunas con símbolos y escrituras desconocidas. Otro dato interesante que se recoge en la tradición es que cuando se construía el aeropuerto de Cuenca, los operarios encontraron en el subsuelo una piedra triangular donde figuraba un sol en lo alto, debajo un elefante y bajo este una serie de símbolos similares a los que tenía la estela Crespi, siendo este dato de importancia capital para corroborar la autenticidad de este tipo de materiales con escrituras tipo fenicio.

 

Debo señalar que, a favor de la tesis de Crespi y Molina, está la opinión del destacado investigador cañarense Heriberto Rojas, quien textualmente manifiesta: “El reverendo padre Carlos Crespi Croci, fundador del museo arqueológico Salesiano, el 23 de abril de 1923, en Cuenca, encontró bloques de piedra con escritura aramaica, esto es de antes de Cristo. En este museo, uno de los mejores de la nación, existen centenares de objetos y esculturas en cerámica, piedra, cobre, plata y oro, de las civilizaciones etrusca, cretense y egipcia”.

 

“Todo esto ha sido hallado en Ingapirca, Narrio, Gualleturo, Guapán, Cojitambo, Deleg, Taday, Pindilig, Zhoray, Shungumarca, Chordeleg, Sigsig, Gualaquiza, El Valle, Gualaceo, Santa Isabel”.

Los  cañaris empleaban además bastoncillos con signos para enviar mensajes. En Chordeleg se encontraron algunas de esas cañas recubiertas de oro y plata sobre los que se distinguían signos parecidos a los signos mayas, principalmente en los alrededores del río Jubones. Pero no solo Crespi y Konanz encontraron planchas con inscripciones, y seguramente en Cañar deben existir ocultas, enterradas o en el exterior  planchas como la que se exhibía hasta hace pocos años en el Museo de HH:CC de la ciudad de Azogues donde  el investigador Angel María Iglesias nos comenta que “se exponía una pieza con todas las trazas de ser una escritura en cobre signos grabados en una tablilla de ese metal, a manera de letras colocadas, en línea rectas a manera de renglones cubren toda la tablilla en la parte superior aparece la cabeza y parte del cuerpo de una serpiente del indicado metal, no cabe duda de que la pieza pertenece a la cultura Cañar y no a ninguna otra…. Lo que demostraría el alto grado cultural por ellos alcanzado” Como dato anecdótico especial menciono que mientras  reunidos en una mesa del café Doral frente al correo en Guayaquil y sorprendido  me enteraba de la muerte de Juan Moricz justo el día anterior en ese mismo Hotel, uno de los que compartían el café entre otros temas mencionó que los Mormones no solo estaban interesados en las Cuevas de Los Tayos por las famosas planchas de oro sino que querían explorar cavernas desconocidas por la mayoría que contenían símbolos y escrituras en la zona de Cañar. Por eso creo sumamente importante esta zona porque  se podrían encontrar pistas sobre estas antiguas migraciones hacia y desde el antiguo Ecuador. Otro de los lugares donde se menciona que Carlos Crespi recolectaba también piezas de gran valor con ricas inscripciones era la zona de Limoyndanza en Morona Santiago  región de la Cueva de Los Tayos y esto es interesante porque según me comunicaron hace un tiempo en la actualidad un cura de la iglesia en esa zona tendría piedras similares. Que los antiguos americanos no poseían escritura es otra falacia de la historia como se deduce de este fragmento que nos cuenta el escritor ecuatoriano  Jorge Carrera Andrade:” mucho antes que Humboldt, un misionero franciscano fray Narciso Gilbay, perdido en la espesa selva amazónica vio a un anciano leyendo al pie de una palmera un libro de hojas de plátano cocido con hilos de pita a manera de infolios, ante un grupo de indígenas. El anciano le dijo que el libro contenía cosas secretas que no debían conocer los extranjeros. El fraile pudo sin embargo ver en las páginas algunos dibujos que representaban hombres y animales y muchos caracteres aislados, en líneas ordenadas y simétricas. La procedencia de esos infolios es aún un misterio. Esto nos da la idea que muchas de estas planchas con inscripciones tipo fenicia  sumeria o babilónicas eran conocidas por los habitantes del América y concretamente del Ecuador plasmando sus conocimientos y tradiciones en materiales duraderos como el metal o la piedra como también en sencillas hojas de plátano.

 

¿Pero quiénes eran los fenicios?

 

De acuerdo a la historia oficial, los fenicios aparecen al norte de Monte Carmelo, a lo largo de 200 Km., en las laderas del Líbano, y descienden al Mediterráneo. Surgen en el III milenio a.C. a lo largo del litoral Sirio. Cartago, la última gran ciudad fenicia de la antigüedad, es destruida en la tercera guerra púnica contra los poderosos romanos, en el 145 a.C.

 

Pero para autores más radicales, como Héctor Burgos Stone, los fenicios eran americanos que se establecieron en tiempos lejanos en el Asia, pero no olvidaron las rutas hacia su tierra madre, llegando al Ecuador, Brasil, Perú y muchos lugares de América para comerciar sus productos entre los que se encontraban especias, oro, y la famosa púrpura roja, tan codiciada por los pueblos allende el mar. O como nos deja saber Juan Moricz descubridor  oficial de la hoy  famosa cueva de Los Tayos así como los investigadores modernos como Ruth Rodriguez  o el epigrafista Manuel Palacios el reino de Zhumir o la antigua Sumeria estuvieron en lo que hoy sería el Cañar y Azuay. Antiguos sumerios remontaron los mares para llegar al Asia pero siempre estuvieron vinculados con la antigua madre, América la ancestral.

 

Otros autores como Montesinos, creían que los fenicios llegaban con regularidad a las tierras de Ophir, es decir Perú y Ecuador, para abastecerse de diversos productos y comercializarlos a buen precio en Asia y Europa.

 

La misma opinión tienen Sebastián Cubero y Gregorio García, quienes manifiestan “que las flotas de Salomón y de Hiram llegaban al actual Perú, llamado Ophir”.

 

Ophir correspondía en realidad tanto al Perú como al Ecuador, en la actual provincia del Oro. No olvidemos que en esa zona así como en la ruta que sube desde Zaruma y Portobelo hasta el Azuay y Cañar se encuentran las minas más importantes de oro del Ecuador.

 

Púnicos era un apelativo que viene del latín “punices”, voz cognada del griego ‘’fóinikoi’’, que significa “los que tiñen”, y este nombre se refería a los fenicios. Curiosamente, en lengua americana wanca, “Puno” significa rojo.

 

En el Ecuador existen algunos lugares que nos recuerdan el paso de los fenicios por estas tierras, como la isla Puná, habitada, por los punáes parientes de los púnicos. Balao, población costera en la provincia de El Oro, y que guarda estrecha relación con la divinidad Hatun Baal. Es de mencionar que el arqueólogo Zeballos Menéndez encontró en la isla Puná templos subterráneos de piedra donde los punáes adoraban a una divinidad conocida como Atumbal, parecido al Hadon Baal de los fenicios, que era adorado en la misma forma. La ruta Puná, Balao, Cañar, Azuay, definitivamente nos pone a reflexionar sobre el posible camino tomado por los mercaderes fenicios que explotaban el oro de las minas, quizás hasta en la selva Amazónica, donde se narra en las crónicas antiguas la existencia de fabulosas ciudades como la mítica “El Dorado” que tanto obsesionó a los españoles del Renacimiento. Por otro lado  Germán Rodríguez menciona que   la zona de Manabí aparte de ser visitada por viajeros como los Kitus y los Caras así como otras poblaciones del norte, sur y este  también pudo ser visitada por los antiguos fenicios  como un  sitio de aprovisionamiento.

 

Los fenicios o púnicos fueron famosos por su comercio de la púrpura, que según se sabe era extraída de unos caracolillos llamados múrex, cuya sangre es la más resistente tinta que existía y que era deseada por príncipes y reyes. Estos caracolillos se encontraban en abundancia en el golfo de Guayaquil, mientras que en el mundo antiguo era tan escaso, aunque había ciertas regiones en el Mediterráneo y Asia, no eran suficientes para la demanda. Tal era la abundancia que el historiador ecuatoriano Juan de Velasco hizo una apología de las bondades y calidad de esta noble tintura natural. Si todo lo expuesto es coherente, entonces los fenicios sacaban de estos lugares sus preciadas tinturas.

 

Y es que los fenicios, grandes navegantes del pasado, inventaron las fábulas de monstruos que devoraban las embarcaciones más allá de las columnas de Hércules. De que al final del mar los barcos se caían en un profundo abismo. Todo esto dicho con el ánimo de desalentar a la competencia y manejar el monopolio de tan preciados productos.

 

Las huellas de los fenicios en América han sido halladas desde USA, en inscripciones en acantilados y templos subterráneos, todos estudiados por investigadores como Barry Fell y otros, hasta Brasil, donde el explorador norteamericano Gene Savoy encontró inscripciones fenicias y semíticas en placas de piedra de más de 2 m. de altura, en agosto de 1989, en unas cuevas cerca de “El gran Vilaya”, a 660 Km. de Lima y 2.700 m. sobre el nivel del mar.

 

Para concluir, quiero indicar que los pueblos que trabajaron esas lápidas en el Azuay definitivamente fueron gentes que conocían otro entorno y cultura, y que llegaron del otro lado del mundo, pues en esas lápidas encontradas aparecen figuras de animales como el elefante Loxodonta Africana Blum, que no es de América, así como el hipopótamo y el pangolín, un tipo de mono de Asia. Mientras que los dioses locales de los cañaris eran el Oso de Tomebamba y el guacamayo de Pacaybamba.

 

La investigación debe continuar, buscando nuevas evidencias en tumbas, montañas y acantilados, para encontrar todas las pistas que nos permitan descubrir este enigmático hilo que une al hombre del Ecuador con el resto del mundo. Descubrir los puertos donde atracaban las embarcaciones o de donde partían a sus largos viajes siguiendo la ruta de la línea equinoccial a través de la contra corriente ecuatorial que regresa desde el sur de borneo frente al Ecuador. Lugares como el golfo de Guayaquil en Posorja y el lado de la provincia Del Oro, Salango, Bahia de Caráquez, Cabo Pasado, punta Barandúa entre otros deberían ser explorados con más interés para encontrar esas señas o las huellas de los antiguos navegantes del pasado. Tomar en serio las palabras de exploradores como el español Vital Alzar que fabricando una balsa a la antigua usanza , como la hicieron nuestros cholos manteño – huancavilcas remontó en los años 70 los océanos   llegando al otro lado del mundo y que cuando le pregunté en Guayaquil en una visita a Guayaquil en el año  2012 si creía que era posible que los antiguos americanos hayan alcanzado las costas lejanas de Europa, Asia , Africa u Oceanía me contestó: “Y el que no lo crea es un idiota lo que hoy es Ecuador fue el lugar donde se desarrolló la balsa y el sistema más avanzado de navegacíón del pasado y aun de este tiempo porque este sistema es realmente eficiente, asi que deben sentirse orgullosos de haber sido la cuna de la navegación mundial”  Pero donde están los arqueólogos para valorar estas afirmaciones de uno de los más grandes expertos en navegación antigua? ¿Qué tendrían que decir al respecto?. Callan y miran para otro lado porque la mayoría de ellos están manipulados por la historia y las academias mundiales. Ese reto lo tienen los futuros exploradores y arqueólogos con  una visión más amplia que no teman decir lo que entienden o descubren sobre cualquier autoridad del planeta. En ese sentido son más bien los exploradores independientes, los más audaces y radicales  a los que debemos agradecer porque gracias a ellos nuestra comprensión del mundo antiguo tiene otra imagen y los antiguos americanos otro horizonte y un sitio de honor  en la historia del mundo antiguo.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

1.-Los Cañaris-  Angel María Iglesias

2.- La Nueva historia de Los Andes.  Tomo I  German Rodríguez Flor

3.- Amaraka mundo sin tiempo.-  Héctor Burgos Stone

4.- América A.C:.-  Barry Fell

5.- América en la prehistoria mundial. Influencia greco- fenicia

6.- Los Cañaris.  Manuel Molina

7.- Los fenicios en el Antiguo Ecuador ( articulo). Raymond Román Maugé

8.- El mensaje de Los dioses. Erick Von Daniken

9.- Nuestras Raices Huancavilcas. Francisco Zeballos

  1. Enigmas del Ecuador. Raymond Román

11.-Amerika Prohibida.- Manuel Palacios

  1. Videos de Ruth Rodriguez Sotomayor
  2. Historia Antigua.- Juan de Velasco

 

 

Articulo de Raymond Román Maugé

 

Playas de Villamil 4 de Agosto de 2014

 

*(artículo ampliado con nuevas informaciones)

 

 

 

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Los Húngaros  en el antiguo Ecuador.

 

 A Juan Moricz  un soñador en busca de lo desconocido.

Moricz2 Don Juan Móricz Diapositiva6 Diapositiva5

En  una tarde cuando  visitaba a mi amigo y maestro Héctor Burgos Stone en el Guayaquil de los 80  en su departamento ubicado en el primer piso de un edificio junto a la cafetería La Palma en el centro de Guayaquil y salíamos a filosofar y conversar de todos los temas  que nos gustaban y que el dominaba maravillosamente como eran las lenguas antiguas  y las relaciones interoceánicas precolombinas, cuando en la calle Escobedo se acerca un hombre alto de pelo canoso y mirada seria. Me lo presenta Héctor y me dice es  Juan Moricz al cual  salude y como jovenzuelo en medio de dos personas mayores quede escuchando su conversación, Trataban de unos  libros que  Moricz  iba a facilitar a Burgos y le pedía opinión sobre ciertas escrituras o símbolos que había encontrado hace tiempo.  La conversación duró unos minutos.  Yo sabía de Moricz por la lectura del libro El Oro de los Dioses de Erik Von Däniken. Héctor le tenía mucha consideración  a Moricz y me comentó que él tenía una de las mejores bibliotecas personales que había conocido con libros difíciles de conseguir y tenía unos diccionarios en varias lenguas antiguas  así como un amplio conocimiento de esos temas , me va a prestar un diccionario en sánscrito me dijo. Es un explorador e investigador persistente. Moricz a su vez le guardaba respeto intelectual a Héctor.  Pasaron los meses y así algunas veces nos encontrábamos en la calle con Moricz y alguna vez  nos bebimos un café en la cafetería  de un hotel de la calle Luque y Chile .

Entre las conversaciones de los siguientes meses con Héctor  me dio a leer el trabajo que había publicado  Moricz hacia unos años  titulado El origen Americano de los pueblos europeos, al que  le saque copia y conservo esa copia que Moricz le dedicó a Burgos. En este singular trabajo Moricz planteaba que el antiguo pueblo de los Magyares o húngaros de donde el procedía  tenía un origen antiquísimo en lo que hoy es América y concretamente en Ecuador. Su postulado opuesto a las clásicas explicaciones academicistas  ponía a este continente y a esta zona del Ecuador en concreto como el crisol de los antiguos pueblos del mundo. Para ello recupero información de las tradiciones y vocablos de los pueblos europeos  y del Asia  comparándolos con los pueblos ancestrales del Ecuador, cosa que le llevo años de investigaciones desde su tierra natal Hungría.. Así por ejemplo manifestaba; “El Magyar es la lengua matriz de América ,  8.000 años A.C. un pueblo andino llegó navegando en balsas a la baja Mesopotamia y sentó las bases culturales que luego se difundirán y serián absorbidas  por otros pueblos, que a su vez retransmitirián sus conocimientos adquiridos. A este pueblo se lo llamó  Zhumir  o Sumer. Conocían la escritura ideográfica y cuneiforme, y por ello se la tiene como inicio de la historia humana. Los historiadores  no saben su origen y los hacen aparecer como por arte de magia. Sin tomar jamás en cuenta a América. El pueblo Sumer tuvo su origen en América en las provincias de Azuay, Cañar y Loja. En el  Ecuador subsisten los toponímicos y patronímicos  Shumir, Zhumir Sumir o Sumer . En otra parte dice:  Aún  en el Ecuador actual existen pueblos autóctonos que hablan el antiguo magyar entre ellos los denominados Indios colorados de Santo Domingo de los Colorados. Esto lo ha podido comprobar el investigador Manuel Palacios que continua los pasos de Moricz y Burgos  desentrañando estas relaciones. Así nos comenta en su libro Amerika Prohibida;  Recuerdo haber recibido a dos investigadores húngaros y llevarlos a la comunidad Tsachila de Chigüilpe ( Indios Colorados), tuve la oportunidad de exponerles mis comparaciones lingüísticas, pero no los noté muy convencidos del trabajo. Fuimos recibidos por una nativa que en señal de amistad nos dijo: Niyá Joyún.  ¿¿Qué??? Entre asombro e incredulidad, preguntaron mis compañeros ¿ Por qué a dicho Joyún ¿ La chica , de tez blanca, huesos anchos y cierta dureza en el rostro, sonrió, contestando: Es una manera de preguntarles  ¿ Cómo estás? Se pusieron pálidos, y sus ojos azules  se perdieron por un momento en el cielo. Habían llegado a Ecuador escépticos del trabajo de Moricz y del que yo estaba haciendo, cuando de pronto, como si de señal divina se tratase, eran recibidos con este saludo.  Así mismo decimos en Hungría comentaron.. Palacios que ha dedicado los últimos años a investigar epigrafías, lenguas antiguas de América y su relación con otros lugares del planeta también es un explorador de las famosas cuevas de los Tayos lugar que Moricz le dio la categoría de lugar sagrado de los antiguos Belas una civilización de seres superiores de carne y hueso e  invisibles  también, que aun habitan esas misteriosas cavernas. Pero lo extraño es que el nombre Bela pertenece a una antigua dinastía del pueblo Magyar. Palacios nuevamente nos indica que  el interés de Moricz por este tema venía de tiempo atrás él tenía conocimientos  esotéricos, etnográficos, y lingüísticos y que su interés por el origen de los magyares  originarios de  América  nacería por su adoctrinamiento vinculados a grupos esotéricos y a líderes  espirituales húngaros entre ellos  Paá Zoltan quien recopiló El Arvisura donde declara que la historia comienza en Ataiz posible Mu o Lemuria de donde salieron las 24 tribus Magyares a diferentes partes del mundo; por los reyes Koszco, Bela y Andrásl  . Esto explicaría la afinidad lingüística de algunas de las llamadas “lenguas aisladas”; como el magyar, uru, euskera, shuar, Tsafique, chapalachi , etc” Pero el nombre Bela también se encuentra en la zona del Cañar, como bien afirma el historiador Guillermo Segarra al comentar que “Migraciones magyares y niponas están avaladas por nombres de personas y lugares en número tan respetable que no puede atribuirse a mera coincidencia….. En cuanto al idioma Cañari, parece que los españoles lo hubiesen hecho desaparecer intencionalmente, y apenas se nos ha transmitido una docena y media de voces. Hay quien afirma que el Cañari era el magyar antiguo, que se conserva en toponímicos y antropónimos como Bura, Pest, Shío, Bela, Viola, Shumir los compuestos de Deleg  de Sol etc , etc. Que suman varias docenas”. Moricz también ubicaba el magyar entre los  Cayapas y  pueblos de la Amazonía.

Para Moricz  los antiguos Karas que arribaron a Bahía de Caráquez en los finales del siglo VIII d.C. eran  antiguos escitas o Scythas reales que partieron de la India con una flota buscando su patria ancestral en  América ecuatorial. Y son los mismos que el historiador ecuatoriano Juan de Velasco narra en su libro Historia antigua del Reino de Quito  los que  historiadores  mundiales no sabían a donde  habían ido a parar esos Karas desde el Asia.

En la cueva de los Tayos que fue el descubrimiento que hizo famoso a Moricz  se conservarían objetos  como planchas  de oro , plata y cobre con inscripciones  extrañas que algunos las ubican entre el sumerio, fenicio,  y magyar entre otras. Un mensaje que nos hablaría del origen y destino de la humanidad, dentro de esas cuevas habita el emblemático pájaro Tayo que Moricz lo ha comparado con el ave  de la antigua monarquía húngara. Un dato interesante es que  Adolfo  Hitler quien era un esotérico e incansable admirador de las razas originarias ,buscaba  las cavernas que le llevaran a Agharti la civilización subterránea donde habitarían  seres superiores y de gran conocimiento   para ello apoyó muchas expediciones a diferentes lugares como los Himalayas y él mismo estuvo  explorando en una expedición la cueva de Borodla en Aggtelek – Hungría  para ver si podía llegar a Agharti. ¿ Hungria?. Muy extraño no les parece.

Así mismo la erudita  ecuatoriana Ruth Rodriguez Sotomayor  en su extensa y valiosa obra enfatiza la importancia de los símbolos y sistemas de escritura que nuestros antepasados ecuatorianos tuvieron y difundieron a todo el mundo. Teniendo su origen aquí en Ecuador. Para ella también  los  sumerios  eran originarios de la zona del Azuay y el Cañar..

¿Fueron los antiguos magyares o húngaros descendientes de  americanos?, al parecer no es nada imposible y de hecho que investigadores húngaros como Moricz no teman  haberlo dicho y enfrentado burlas y desaires nos evidencia una  realidad que yace oculta entre mitos y leyendas, piedras y reliquias en metales. Pero tiempo es ya para superar el abuso de la historia oficial y a los acomplejados historiadores nacionales o americanos que siguen repitiendo ideas de inferioridad de nuestros ilustres americanos.

 

Artículo de Raymond Román Maugé

Playas de Villamil 12 de Agosto del 2014

 

Bibliografía.

Moricz Juan.-    – El Origen Americano de los pueblos Europeos

Burgos Héctor.- – Amáraka mundo sin tiempo.

Peña  Gerardo. – Tayos

Palacios Manuel.- Amerika Prohibida

Guillermo Segarra .-El tesoro del Sig Sig

Maclellan Alec.-  -El mundo perdido de Agarthi

Rodriguez Ruth.-   Conversaciones personales.

El origen preamericano de la informática

Román Raymond.- Enigmas del Ecuador

 

 

 

 

l

Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

AMERIKA PROHIBIDA

Entrevista a Manuel Palacios V. Tikaro

por Mishelle Macìas (El Telègrafo)

1974347_10204231282242759_706044125514920670_o

 

 

> ¿Cómo pasaste de la literatura y el arte a la antropología?

Larga historia. Resumiéndola, no implica sólo un cambio de actividad sino de compromiso: desde uno subjetivo, enfocado en el ego y la exaltación del individuo como centro, buscando siempre encriptar el discurso; hacia un compromiso objetivo con la necesidad de revitalizar la identidad de la sociedad actual y sus interacciones ancestrales desconocidas y hasta cierto punto proscritas, y buscar la manera de comunicar de la manera más directa y clara, incentivando la duda y la búsqueda.

 El arte es necesario, pero uno que refleje la sociedad, que no sea frívolo sino que llame a una reflexión, pero no de una èlite, sino de todos. El arte contemporáneo terminò siendo como las corbatas, sin una función especìfica. Y eso en una sociedad es imperdonable.

 

 

> ¿Por qué iniciaste a trabajar en las Cuevas de los Tayos?

A temprana edad, “El oro de los dioses” (Von Daniken)  y su descripción acerca de los túneles en las profundidades de Ecuador, avivó mi imaginación. Veinte  años después descubriría que el autor había usurpado la  historia, añadiéndole tintes fantásticos e iniciaría la confusión que aún subsiste sobre la relación del descubrimiento de Juan Móricz con las del Museo Crespi.

Luego de estudiar la Etnomedicina de la Costa Ecuatoriana (guiado por el Dr. Plutarco Naranjo) encontré afinidad de nombres de plantas con las de la Amazonia. De esta manera empecé a recorrer comunidades indígenas y su conocimiento de símbolos rituales y de tradición oral jamás recopilada, ya que la Historia Oficial solo ha interpretado el conocimiento ancestral, a conveniencia de ciertos postulados, que despersonalizan totalmente la sabiduría vernácula.        Si bien Móricz es conocido mayormente por la “Biblioteca metálica”, investigaba también sobre etnografía americana y su relación con el pueblo Magyar, algo de este trabajo se recopiló en su único libro publicado: “El origen americano de pueblos europeos”.

 

 

> ¿Qué encontraste en ese lugar?

Cuevas de los Tayos siempre generó noticia. Claro, mucho más a nivel internacional. Han circulado noticias desde “supuestos” contactos extraterrestres hasta la Biblioteca Metálica, cuya existencia testificó su descubridor en los 60. También está la Expedición Británica del 76, con intenciones hasta ahora poco claras y la afirmación de los lugareños, de que se llevaron cajas de manera del sitio, con contenido hasta ahora confuso. A propósito de esto, creo que nuestro Embajador en Inglaterra, el Dr. Juan Falconí Puig, bien podría ayudar a esclarecer este asunto, solicitando allá, el documento desclasificado sobre la Expedición coordinada por Stan Hall y cuyo presidente honorario fue el astronauta Neil Armstrong.   Pese a mis limitaciones de tiempo y presupuesto; decidí tomar la posta del investigador Juan Móricz, y recorrer sus pasos, tratando de entenderlo como persona a través de su correspondencia y de los testimonios de sus amigos y enemigos, esperando que ponerme al “compás”, tarde o temprano me lleve a los mismos resultados: La biblioteca Metálica.    Me he dedicado en 3 expediciones al interior, a verificar in situ sus afirmaciones sobre galerías con paredes  pulidas y ángulos rectos, y discutido estas afirmaciones con mi asesor científico el Glgo. Andrés Palacios Peña.

 

Soy un investigador de mentalidad abierta, pero no ingenuo; por lo tanto espero y confío de pronto poder con la ayuda de la tecnología y de la logística adecuada poder aclarar cuestiones básicas en torno a las Cuevas de los Tayos, como por ejemplo su real extensión y la posibilidad de que ciertas áreas pudieran servir como refugio en algún aciago momento del pasado. No es descabellado pensarlo: la estructura del sistema kárstico es bastante estable, el aire respirable, existen fuentes de agua fresca, así mismo abundancia de Tayos, roedores, crustáceos y algunas especies vegetales que bien podrían servir como alimento.

 

 

> ¿Puede contar sobre su participación en el especial de La Televisión sobre el hallazgo de unas pirámides?

Conocía del tema, cuando en el 2011 y valiéndome de imágenes satelitales identifiqué una estructura aparentemente piramidal, y dí a conocer la noticia a través de las redes sociales, como es costumbre, no generó mayor interés. Sólo fue luego de la primera exploración que realicé al área, que  observé que RT, con tinte amarillista publicitaba el hallazgo de  una “pirámide de los gigantes” donde estaría el tesoro de Atahualpa. Evidentemente la noticia se volvió viral.

Decidí desmentir el asunto y por eso decidí volver al lugar con un grupo de exploradores y el apoyo logístico de la Escuela de Iwias del Ejército Ecuatoriano. Luego de publicar un informe preliminar (en algunos idiomas) aclarando lo difundido por RT, el programa LATV expresó su interés en documentar el sitio, y hasta ahora ha sido el único canal nacional. Con el apoyo de los Iwias y del soporte científico del Glgo. Andrés Palacios, se hizo un breve reconocimiento, se tomaron muestras (sin dañar la estructura, ya que se tomaron de fragmentos) y volvimos a expresar la necesidad de que un instituto gubernamental realice un estudio profundo. Debido a esa insistencia, y sin incluirnos, una delegación oficial iría y luego de una exigua exploración, quizás un poco mayor a las anteriores, argumentó que el lugar no tiene “interés arqueológico”.

Como ya había comentado, soy un investigador de mentalidad abierta, pero no me conformo con resultados “concluyentes”, decidí enviar algunas de esas muestras a diferentes geólogos en diferentes países, aún esperando sus resultados. Además algunos arqueólogos nacionales expresaron que las fotografías reflejan una estructura en conformación similar a Ingapirca, pero que cualquier tipo de conclusión sólo podía darse luego de limpiar la zona y de hacer un estudio de al menos 1 mes. Argumento que me pareció serio y prudente.

Así que en eso estamos: Esperando una Expedición del Gobierno ecuatoriano, en que se nos incluya. Y que esta tenga como objetivos, investigar el área, no sólo la estructura megalítica, por un período no menor a tres semanas.

 

 

> ¿Qué te llevó a investigar sobre las antiguas civilizaciones que luego mencionas en tu libro Amerika Prohibida?

Los contactos precolombinos interoceánicos y sus implicaciones en las lenguas y epigrafías vernáculas, no es un tema nuevo. Autores han argumentado que pueblos europeos y asiáticos trajeron en diferentes momentos históricos su cultura y civilización.

Pensemos por un momento, ¿Es coherente pensar que la migración pudo realizarse por el estrecho de Behring?¿Acaso no era más coherente realizarlo a través de la navegación?. En ese caso hay que analizar en que lugares existían las condiciones propicias para realizar las migraciones primarias.

 La diferencia substancial de “Amerika Prohibida” (Planeado como una serie de 7 volúmenes, el primero ya publicado) es abrir la posibilidad de que Amerika fue un centro de difusión cultural ancestral, y no un territorio perennemente conquistado. El primer libro no pretende se un tratado científico, es más bien una crónica de mis expediciones concadenada con hipótesis, observaciones y referencias bibliográficas, con la que intento incentivar a las nuevas generaciones, a preguntarse ¿Quiénes somos? y ¿Hacia donde vamos?

 

 

> ¿De qué forma te preparaste en el tema de los diferentes idiomas como para que encontraras similitudes? (Poner un ejemplo)

Padecer en cierto grado de discalculia y dislexia (algo que descubrí hace relativamente poco)  seguramente ha generado  en mi cerebro, cierta disposición a ordenar las estructuras sintagmáticas analizando sus interrelaciones en diferentes niveles de significado y en diferentes lenguas, en el caso de mi trabajo entre las turanias (munda, magyar, mongol, etc) y las barbacoanas (tsafique y chapalaa).

El mérito de lo que hago es que para hacer las comparaciones de vocablos y raíces lexicales, presto mayor importancia al concepto y no al significante; para esto es necesario tener conocimiento amplio del folclor, sin desmerecer el análisis etimológico de los diccionarios. Mucho de este conocimiento aún no ha sido recopilado, y lo que si ha sido, tiene el inconveniente de haber sido reinterpretado a conveniencia de ciertos postulados, que despersonalizan la sabiduría ancestral.

No soy formado en lingüística, pero mis bases las aportó Saussure y su “Curso de Lingüística General”, y tuve la suerte de contar con la dirección del Dr. Héctor Burgos Stone, erudito en sanscrito y griego y autor de una decena de libros y comparaciones entre el Runa Simi (quechua) y las lenguas mencionadas.  He tenido la suerte de ser heredero de algunos de los libros de Móricz y otros facilitados por su abogado, como “El catálogo de las Lenguas de las Naciones conocidas” de L. Hervás y Panduro. Así como otros referentes bibliográficos como el “Diccionario Analítico-Sintético-Universal” de H. Mossi; o el libro de H. Girgois, subtitulado sugerentemente “Los quichuas, Raza Ariana” y por supuesto la lingüista italiana Natalia Rossi quien en “Amerika 4-D” sugiere, en base a la lexicogenética, que los etruscos tuvieron origen andino.

Cuando te interesa un tema profundamente, buscas como capacitarte. Por eso en esencia soy un autodidacta.

 

 

> ¿Cómo se dio lo de viajar a Hungría? (invitación, parte de su investigación)

En el 2011, la escritora húngara Agnes Golenya llegó al país a verificar la información de Móricz sobre la posibilidad de que los Karas que llegaron en época precolombina a Ecuador sean los mismos Scythas-Karas, llamados también Sakas, pueblo de la Cuenca de los Cárpatos que buscaba regresar al solar patrio o  “Gonchon”. Tuve la oportunidad de exponerle mis comparaciones lingüísticas, pero no la noté muy convencida. Al llevarlos a la comunidad tsáchila de Chiguilpe, fuimos recibidos por una nativa que en señal de amistad nos dijo: Niyá Joyún, o sea ¿Cómo estás?.  En húngaro, la misma frase se escribe Hogy Van y se pronuncia Joyún. Gracias a Agnes, quien a través de “Morícz Janos Kulturalis Egyesulet” me invitaría a ser conferencista en el “I Congreso de Prehistoria”. Fui con el auspicio del Ministerio de Cultura, después de un engorroso y hasta humillante proceso (no se quería aceptar que una persona sin título académico se adjudique tal asistencia). La visa la otorgó la Embajada de Hungría en Buenos Aires, dando todas las facilidades para eso.

 

En esencia, lo presentado en el Congreso de Kormend y Budapest fue el resultado aprcial de una década de investigación sobre el contacto precolombino entre magyares y americanos, inicialmente verificable en la afinidad lingüística de antiguos dialectos magyar como el székely  y Csángo con lenguas de nuestro territorio como el tsafique y el chapalaa. Existe un trabajo que he realizado con el lingüista Tibor Szábadi. En otro nivel, la escritura (proscrita desde el Siglo I en Hungría y actualmente en proceso de recuperación) es similar a los símbolos encontrados en petroglifos en Sudamérica, lo que abriría la posibilidad de poder entenderlos como auténticos registros históricos y he allí el trabajo que he venido realizando con el erudito Géza Várga.

 

 

> ¿Espeleólogo? ¿Cuál es la postura que tiene la comunidad científica nacional e internacional respecto a lo que has ido descubriendo en estos años de trabajo?

No puedo definirme como antropólogo, ni etnólogo ni lingüista por dos razones: la primera es que no poseo un título académico en ninguna, la segunda es que denominarme de alguna manera, sería limitar mi trabajo, el cual espero se siga alimentando de diferentes fuentes. Soy un investigador (y espero que esta denominación no se profesionalice, sino deberé buscar otra, jajajajaja), una persona inconforme con las respuestas que da la Historia oficial. Pero que no se malentienda, valoro y apoyo la formación académica formal, y entiendo mis limitaciones y no es ni será mi intención usurpar alguna competencia.   A nivel nacional: cero interés. A nivel internacional: intercambio de información, respaldo, crítica y asesoría. Como cumpliendo el refrán de que nadie es profeta en la propia tierra.

 

El gran problema de mi trabajo es que está en un limbo. La línea oficial me desautoriza por ser autodidacta y consideran que mi trabajo se contradice continuamente. Pero la esencia de un investigador es esa: estar comprometido con la verdad, y estar dispuesto incluso a tener que negar y criticar lo que hace pocos años defendía fervorosamente.

Por otro lado, la línea del “New Age” en sus distintas manifestaciones, no acepta mi crítica incisiva a ciertas afirmaciones que sólo podría definir como “neo-chocarrerismo”. Y ante mi acitud de desenmascarar ciertos comentarios y testimonios, que a veces se toman como dogmas.

Mi trabajo está en constante evolución, y como dije, el primer libro de la serie “Amerika Prohibida”,  tiene como finalidad llegar a la nueva generación, en un lenguaje ameno y entretenido, con la esperanza de que el lector se quede con mas dudas que respuestas. Y son esas dudas, las que harán que cualquier esfuerzo que yo haya hecho o pueda hacer, valga la pena.

 

 

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

El culto a la serpiente entre los Cañaris

Autor: Ing. Raymond Román Maugé

Ilustración: Eduardo Jaime Arias

16345_219283554244_6741584_n

Nada raro es encontrar alrededor del mundo tradiciones y leyendas que refieren de una misteriosa relación del hombre con los reptiles y en especial  con la serpiente. En algunos casos como en los textos bíblicos la serpiente representa el mal y la pérdida de la inocencia humana. Serpientes y dragones en las tradiciones americanas o chinas, hombres serpientes de sabiduría como los Nagas de la India. Representaciones de hombres reptiles en esculturas sumerias y egipcias nos indican claramente que su significado no es una cuestión al azar.

En el antiguo territorio de lo que hoy llamamos Ecuador en Sudamerica, se encuentran símbolos de serpientes y lagartos en las cerámicas totems lápidas, planchas ,piedras como en las culturas  Machalilla, Chorrera, La Tolita, Milagro –Quevedo, Huancavilcas, Shuars,  La Maná,  Cañaris entre otras .

En el lugar conocido como La Maná  hace unas décadas se encontraron a cien metros bajo tierra  una caverna  con más de 300 piedras con raras inscripciones y  acabados muy técnicos. Símbolos, letras que denotan la presencia de culturas extrañas al lugar. Uno de esos elementos raros son las esculturas de serpientes cobra típicas del Asia. Una relación con la serpiente más inclinado al mundo de lo oculto.

Sin embargo fue la cultura Cañari  la que me llamó más la atención sobre este tema. Los Cañaris (200d.C – 1532d.c ) según la historia oficial, floreció en lo que hoy son las provincias del Cañar y Azuay en la sierra del Ecuador. Su leyenda primordial  habla de una serpiente como el demiurgo más importante de su tradición junto a la guacamaya. Así lo comenta el investigador Marco Robles al mencionar que “los exiliados Cañaris en Perú narraron a los primeros españoles que en tiempos inmemoriales el fundador y progenitor de la nación Kañari se convirtió en una enorme serpiente, sumergiéndose luego en una laguna, para no aparecer jamás. Fue a partir de ese momento que se le empezó a rendir culto  arrojando objetos de oro y plata en tres lagunas. Una llamada Buzaleukina o culebra que agita las plumas de pájaro en el fondo del lago. Como el Quetzalcóatl mexicano.

La otra laguna se localizaba en las cercanías del valle de Yunguilla en el Azuay y la más importante era la laguna de Culebrillas, donde los Cañaris levantaron altares para el culto al ofidio. Esta laguna de Culebrillas tiene la forma de una culebra y cerca de ahí se encontró una estructura de piedra  de 14 metros de largo que representa a la sierpe Cañari. Y es que la cultura de los Cañaris  reverenciaban en sumo grado a este reptil, objetos como planchas de metal o lápidas de piedra con símbolos y escritura tipo fenicia o babilónica se han hallado en esas tierras.

El toponímico Zhumir nos relaciona con Sumeria .¿Una casualidad? No, diría el invstigador  chileno Hector Burgos Stone que vio en esos territorios una relación muy directa con la antigua Sumeria llegando a manifestar que los del Cañar fueron los originales que poblaron la mítica tierra de Asia.  Pero es que el gentilicio Cañari significa “descendientes de la serpiente” resulta por lo menos intrigante esa devoción por un reptil que mas que afectos nos emana temores.  Pero como hemos visto no solo los Cañaris o americanos antiguos adoraban a este animal, sino la inmensa mayoría de las culturas del planeta. Pero ¿ qué razón  ha existido para escoger a este reptil como un dios principal en el panteón de los dioses? Porque no quedarse con algún animalillo más agradable?

Entrando en terrenos más difusos y misteriosos como el de los extraterrestres y entre ellos los llamados reptilianos encontramos por ejemplo que el investigador norteamericano Brad Steiger nos dice que estadísticamente el símbolo más observado entre los  testigos de seres extraterrestres es la serpiente. Seres reptilianos que en la temática antes mencionada  representan una categoría de seres malignos, despiadados y esclavistas que no tienen compasión con los seres humanos. Y que se les atribuye la intervención en el desarrollo evolutivo y cultural de nuestra especie.

Será que el recuerdo de su presencia ha quedado grabado profundamente en el subconsciente del hombre que lo ha hecho su esclavo y adorador, por terror a estos seres crueles. Sacrificios humanos,  sangre bebida, grasa sagrada de los cadáveres todos elementos que hablan de un terrible hechizo que hizo al humano un ser brutal para complacer a sus dioses sanguinarios . La ciencia nos ha permitido también encontrar dentro de la estructura del cerebro una parte que curiosamente  se la ha denominado el cerebro reptil. Lugar donde se esconden los bajos instintos, la frialdad y la falta de cariño. Posibles Influencias genéticas y culturales exógenas condicionaron a nuestros antepasados como los Cañaris a seguir un rito tan extraño como el del culto a la serpiente. Curioso en todo caso es penetrar en estos territorios de las creencias humanas que llegando a lo inverosímil no dejan de  ser interesantísimos para comprender que quizás son resultado de una realidad camuflada en leyenda.

Bibliografía.

1.- Ancestros e identidad tomo 1                                  Rosa Lalama   2011

2.-Teogonía y Demiurgos en la cultura Cañari          Marco Robles    1988

3.-Los Cañaris                                                         Angel Maria Iglesias  1985

4.-Laguna de Culebrillas                                             Heriberto Rojas    1991

5.-Amaraka Mundo sin Tiempo                            Hector Burgos Stone  1986

6.- Referencia en Internet                                       Brad Steiger               2013

7.- Museo arqueológico Casa de la Cultura de Guayaquil                      2013

8.- Enigmas del Ecuador                                           Raymond Román      2001

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Libro Amerika Prohibida

 

Image

América, desde su descubrimiento oficial, ha cautivado la pluma de muchos investigadores quienes con el transcurrir de los siglos han ido poco a poco desligándose de la postura arraigada de que los antiguos americanos eran poco menos que salvajes.
Las construcciones arquitectónicas, las manipulaciones corporales, los mitos y sobre todo los hallazgos (los que nunca se debaten) polémicos en tierras sudamericanas en general y ecuatorianas en particular, nos hacen reflexionar acerca de que la historia precolombina bien pudo tener un paradigma diferente al que se nos ha impuesto aceptar. 
Si estás abierto a una Historia no oficial, pero sustentada por la evidencia linguística, epigráfica y cosmovisión.

AMERIKA PROHIBIDA:
Otra Historia…Es posible

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

CRONICAS DE GIGANTES

Empezando el 2014, tenemos muchas sorpresas que se han ido concretando desde el año pasado. Entre ellas que el equipo de investigación se ha ido poco a poco acrecentando y tenemos a parte del Dr. Fernando Pérez, a Rito Banderas, y a mi padre Andrés Palacios Peña, quien está colaborando activamente con el mapeo y análisis geomorfológico del área de las estructuras aparentemente piramidales de Llanganatis.  También hemos contado con la activa colaboración de Raymond Román Maugé, destacado investigador ecuatoriano, quien en el 2001  publicara Enigmas del Ecuador. Como he criticado apasionadamente, los americanos somos prestos en reconocer las influencias foráneas pero lentos en reconocer las internas. Por tal motivo me he dispuesto, en señal de aprecio a su trabajo investigativo, que ha servido como referente en más de una ocasión, a publicar uno (que no será el único) de sus artículos; en esta ocasión el denominado: Crónica de Gigantes. (M. P. Tayos Cave)

 

1483917_10202588521338873_698212586_n

¡¡Gigantes, gigantes que caminasteis sobre la  faz de la Tierra !!

¿Son solo leyendas las que nos traen noticias de esos seres inverosímiles? Todos los libros llamados  sagrados nos hablan de su existencia. A lo largo de todo el mundo se han encontrado sus restos, lo que implicaría que no solo eran fábulas sino realidades.

En el actual territorio del Ecuador su recuerdo está presente en crónicas antiguas y testimonios modernos. Veamos algunos ejemplos.

La leyenda más conocida es la de los gigantes de Santa Elena (Sumpa), que arribaron en balsas a las costas de Manabí y Santa Elena no se sabe de dónde. Hombres solos que asolaron a sus pobladores y devoraron sus alimentos. Finalmente fueron exterminados por un fuego sideral.

El cronista Gabriel Pino Roca creía en la tradición de los gigantes, porque habian tantos testimonios de gente confiable como el de Agustín Zarate que calculaba en 8 varas su altura, la boca era  como la circunferencia de grandes toneles para el depósito de agua dulce. Un dedo tenía el grueso de un mangle medio.   El padre Oliva tuvo en sus manos varias muelas de 14 onzas encontradas en 1550 en Santa Elena.   El gobernador de Manabí en la Real Audiencia  Juan de Olmos ordenó se excavaran varios túmulos funerarios, habiendo dejado constancia del descubrimiento de grandes osamentas, costillas y cráneos  el intelectual español Francisco Coreal.  El sargento mayor Juan del Castillo Cabeza de Vaca presentó en Quito en 1736 una colección de huesos donde había una muela de 5 libras y una quijada que fue certificada en Guayaquil.

En el año 1735 en Guano (Chimborazo), mientras construían una casa, albañiles descubren un cementerio con 4.000 osamentas y donde resaltaba un gran esqueleto gigante, cuya cabeza tenía las cavidades oculares del tamaño de un palmo y los dientes del grueso de tres dedos. Miles de personas lo vieron entre ellos el corregidor y el padre Juan de Velasco siendo muy joven.

Eric Norman relata que en 1928, mientras unos trabajadores detonaban una montaña para la construcción de un túnel para los ferrocarriles centrales del Ecuador, quedó al descubierto una caverna donde aparecieron  varios ataúdes con esqueletos humanos gigantes de más de 2.50 m. Los restos fueron enviados a una Universidad de donde desaparecieron. De Graff menciona que dos exploradores norteamericanos  caminando por un sendero en Yasuni encontraron huellas  frescas de un hombre gigantesco que los impresionó.

Loja es un lugar misterioso donde se han encontrado restos de gigantes. En 1965 se descubren los restos de una giganta de 7 m en la zona de Changaimina (Gonzanamá), los restos estaban custodiados por el padre Carlos Vaca, quien cada año lo armaba y colgaba desde una viga para exponerlo en las ferias de la zona. Diversos testigos han tenido en sus manos estos restos, como el Dr. Gerardo Peña Matheus que en los años sesenta junto a Juan Moricz  visitaron el lugar. Peña quedó profundamente conmovído al contemplar la mitad  inferior de la cabeza del tamaño de una paila.  Juan Moricz el descubridor oficial de las míticas cueva de Los Tayos mencionó que existen varios lugares donde estos gigantes han dejado sus rastros como; Quinara, Yangan  y Los Tayos.  Explicó también que él ha visto varias urnas de cristal donde se conservan seres gigantescos dentro de la cueva de Los Tayos y uno de ellos estaba cubierto de polvo de oro para preservarlo. Según Guillermo Aguirre  en Buenos Aires se conservan restos óseos de una giganta que Moricz llevo a ese país.  Se conoce también la existencia de un verdadero cementerio de gigantes en la población de Guariñusuma conocido curiosamente como el “cementerio de los dioses”.

Luis Alberto Borja comenta que en Guano  se han encontrado restos de un maxilar inferior y fragmento de un cráneo de un gigante de 3.50 m de altura. El cree que perteneció a una raza llamada los Condorazos que poblaron esta región de América y llevaron la cultura a todo el mundo.

La última expedición a las Cuevas de los Tayos nos ha dejado  evidencias en videos, de imágenes en las paredes subterráneas de esas  misteriosas cuevas. La expedición Tayos  Teleamazonas  2010 que llevó a varios  investigadores entre los cuales estaba el epigrafista Manuel Palacios,  quien tomo varias imágenes impresionantes,  donde aparecen  rostros de seres extraños y gigantescos de más de 7m de altura.  Confirmando anteriores relatos de otros  observadores como el Dr. Gerardo Peña, Sr. Gastón Fernández y el Ing. Jaime Rodríguez.  Así mismo hay testimonios de  exploradores del Grupo RAMA que vieron huellas humanas gigantes dentro de la cueva en 1993.  Como información complementaria a este articulo cabe mencionar los testimonios sobre huellas petrificadas humanas y en algunos casos huellas gigantes que varios cronistas antiguos consignaron como; el padre Juan de Velasco en la llanura de Callo (Latacunga) quien observo una huella petrificada  perfectamente preservada. El historiador González Suarez quien según la leyenda de San Bartolomé,  habla de un apóstol blanco que camino por la sierra  en tiempos lejanos dejando muchas huellas esparcidas como las  8  huellas  petrificadas en la antigua ciudad de Ambato. O como  José  María Coba Robalino historiador ecuatoriano, quien puso su pie sobre un “pie grande” en una piedra  que parecía un púlpito cerca de Cutsatagua.   Mientras Sergio Sotomayor un coleccionista de fósiles lojano me informó que en Macará (Loja) existe una pisada humana gigante petrificada ¿ Que podemos pensar de tantas evidencias ?  Que hombres gigantes caminaron sobre el territorio de lo que  hoy es El Ecuador. Hay huellas  y osamentas que esperan ser descubiertas.

Ante tal cantidad de relatos  quedan pocas dudas de la existencia de seres gigantes  en tiempos remotos.  Estos datos  desafían las cronologías establecidas,  ya que una huella  demoraría miles  sino millones de años en transformarse en piedra. Lo que pasa es que como no hay instituciones interesadas en investigar y certificar estos hallazgos, quedan como leyendas. A los llamados investigadores “serios” no les interesa  estos temas, cuando deberían ser tomados en cuenta. Queda en cada uno de nosotros investigar estas informaciones  y aportar con nuevas evidencias  a  estos enigmas del Ecuador

 

Ing. Raymond Román Maugé

Guayaquil, 24 de diciembre de 2012

Bibliografía y Videos.

1.- Los Condorazos, Luis Alberto Borja. Argentina. 1954

2.- Video, Caminando entre Gigantes,    Manuel Palacios. Expedición Tayos Teleamazonas 2010.

3.-Enigmas del Ecuador,  Raymond Román Maugé.  Ecuador. 2001.

4.-Tayos,  Gerardo Peña Matheus . Ecuador. 2011

5.-Lirico y Profundo,  Guillermo Aguirre. Argentina . 2010

6.-Video,  Jaime Rodríguez. Guayaquil.  2002

7.-Dioses, demonios y Ovnis,  Eric Norman. México .1970

8.-La nueva Historia de Los Andes tomo I,  Germán Rodríguez Flor.  Ecuador .2000

9.-Revista Patria Año III,   Gabriel Pino Roca. Ecuador .1908´

10. Cazadores de cabezas en el Amazonas, De Graff. Argentina .1948

11. Antología del folklore ecuatoriano, Paulo de Carvalho. 1994.

Categorías: Uncategorized | 3 comentarios

Coleccion Crespi 2013

Fotografias: ©Tayoscave Team. No se permite reproducción

Texto: ©Alex Banderas  ©Tayoscave Team.

El siguiente es un estudio preliminar realizado por Alex Banderas, investigador y miembro del Tayos Cave Team, quien ha estado colaborando intensamente  en el desentrañamiento de los misterios de estas ©Amerika Prohibida.  Una de las cualidades que valoramos en Alex es la intuición y la capacidad de “atar cabos sueltos”.

Como primicia, compartimos un artículo ecrito por Alex, sobre una de las piezas de la Colección Crespi (y que se reproducirán exclusivamente en el libro Amerika Prohibida 2: La colección Crespi. Actualmente en preparación) que han salido a la luz en el último año, y que se ha denominado: Pieza Enfermedad

ENFERMEDAD
Lo que es mas interesante acerca de las las piezas de la coleccion Crespi es la originalidad de cada pieza, en el sentido de que sería difícil , si no imposible para una persona o un grupo de personas para llegar a tantos temas y diferentes representaciones en madera, hueso y metal . En un momento había más de 10.000 piezas de la coleccion y aun por su variedad hay diferencias que les separan y la coleccion mas parece una compilación de diferentes civilizaciones . Varias de estas piezas tienen pruebas o llevan semejanza de las antiguas civilizaciones de Asia, África y Mesopotamia. Por ejemplo en la pieza de abajo que es una imagen de la coleccion Crespi que la he titulado “enfermedad” se puede ver a un hombre acostado , con los pies en el aire, como si su torso fuera muy pesado para que sus piernas y sus pies conquistaran la hazaña de conseguir levantarse por sí solo . Con su mano el está tratando de alcanzar algo , como si él está luchando para ganar su salud o escapar de la muerte . En este caso, por el aspecto de su caja torácica y los ojos hundidos parece que él puede estar en la última etapa antes de llegar a la muerte. Los anillos por arriba de sus piernas, tal vez sea una representación de los pedazos de su alma dejándolo o puede representar un número en relación con su edad o duración de la enfermedad.

Ahora las siguientes imágenes son de la enciclopedia ” El Libro de la Historia “, una historia de todas las naciones por Viscount de Bryce . 1895 página 5759 . En la descripcion de el libro relata “el conocimiento de los “Santa Lucianos ” en referencia a la cultura de la isla de Santa Lucía (Maya) los describe como una civilizacion avanzada por la calidad de su arte”. Como se darás cuenta en las imaginen de abajo, en la parte superior de la página y la página inferior aparece el mismo tema de “enfermedad”. En la imagen superior tiene un hombre con barba que tiene la ayuda de un shamán o ser divino en la curación de su enfermedad. En la imagen inferior tiene a un hombre con aspecto mas tradicional maya acompañado por la representación maya de la muerte que le esta llamando o señalándolo con su mano . En ambas imágenes las imágenes superior e inferior tienen los hombres acostados , Los dos hombres parecen ser afectados por el peso de su torso superior y tener las piernas en el aire y, finalmente, igual que la pieza de la coleccion Crespi se puede ver los anillos en la parte superior de la escena de nuevo que representa algún tipo de significado cronológico o simbólico de la condición de los hombres afectados por su enfermedad .

the symbolic sculptures of santa lucians
En resumen a pesar que esta pieza de el Padre Crespi no es identica a las de la cultura Maya. Tenemos en cambio a una obra que tiene toques de la cultura maya , pero lo suficientemente diferente que indica no es una reproduccion pero una obra original con el mismo tema o influencia realizado por una diferente cultura.

Autor:   Alex Banderas, Investigador de estudios ancestrales Ecuatorianos y miembro de Tayos Cave Team.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Hivatalos közlemény a Llanganati piramisról

 ( Előzetes jelentés 2013. november 03.) Manuel Palacios

429071_10200322416563736_1829739647_n

Nemrég friss híreket sugároztak, és nemzetközi hírekben is szerepelt, hogy “létezik egy piramis Ecuadorban”.Ez a manipulatív információ felszínre hozott egy érdekes tényt ami már mindennapos Latin-Amerikában: a külföldi forrásokra figyelünk és nem a sajátunkra. A képeken emberek arcát torzították el s törölték ki. Ezek a képek ugyanazok,melyeket prominens kutatók már egy évvel ezelőtt megosztottak anélkül,hogy kaptak volna bárminemű elismerést. A nemzetközi információ, beleértve egy videóanyagot is,melyben egy személy keresztes hadjáratra szólít fel, hogy segítse anyagilag a projektet amit már elkezdtek, de nem tudják folytatni. Persze a videóban nem láthatók fotók a személyekről, később kiderült,hogy nem is léptek ecuadori területre. Ezt a fajta hozzáállást gyakran tapasztaljuk a túristák részéről, amikor is egy kamerával a kezükben néhány órára mennek várost nézni ( melyről később azt állítják,hogy magas szintű expediciókban vettek részt) majd arra vállalkoznak,hogy kutatóként beállítva magukat könyveket írjanak vagy írásaikat kutatóként kiadva megjelentessék.

P1470763

Emiatt és a média által keltett felháborító manipulációk miatt, -melyekben a bemutatott képeknek, filmeknek vajmi közük van az igazi felfedezésekhez- az ecuadoriak úgy határoztak,hogy az Első Hivatalos Expedició ( melyet a Iwias iskola támogat) vesz mindent kézbe. A gyakorlott és szakértő csapat neve PachaTerra, olyan ecuadori vállalkozók, akik hobby szinten végzik a kutatásokat a helyszíneken és kitöltik azt az űrt, melyet a hivatalos, illetékes szakemberek felfedezéseikben hátrahagytak.

P1470808

Wilder vezetett minket a felfedezés helyére,aki azt mondta, hogy ő fedezte fel a piramist,egy évvel ezelőtt.Azonban a kérdéseimre adott válaszai alapján úgy tűnik, hogy még az is lehet,hogy ezt egy évtizeddel ezelőtt fedezték fel. Fontos, hogy azok a kutatók, mint Mauel Vieira, Juan Morales és e beszámoló írója egyesítették erőiket,hogy kiterjedt vizsgálatokat végezzenek a megtalált lelet(ek) körül és azt meg is védjék. Miután közel öt órás durva, csúszús és veszélyes úton ( van egy hely, ahol egy veszélyes méhfaj él és támadásnak voltunk kitéve), elértünk egy vízesést, azt meg is másztunk, s lám elénk tárult a jól megérdemelt munka gyümölcse: óriási üledékes kőzetek mesterségesen megmunkált tömbjei, mintáiról felismerhető az inka és caniari megalitikus építkezési forma, a szabálytalan alakú blokkok,150x80x70 cm-es darabok. Érdekes struktúra, 80 m magas, üledékes kőzet, mint a tömörített beton ( ez az ősi tudás már a elveszett). Geomorfológiai viselkedése szerint ez egy mesterséges eredetű, függetlenül álló hegy.

P1470676

A részletekbe nem megyek bele, mert az az expedícióról hivatalos jelentés készül majd, mely a Tiltott Amerika kutatómunka részét képezi.

Translator/ Fordította: Kozma Andrea / A Magyar Nyelv/ A Móricz János Kulturális Egyesület tagja

P1470762

Categorías: Uncategorized | 1 comentario

OFFICIAL ISSUE LLANGANATI PYRAMID

 (Preliminary report 03/11/2013 )

by Manuel Palacios. Translation by  Rito Banderas. TAYOS CAVE TEAM

 

ERN 009 Manuel

A recent news broadcast and blindly accepted internationally, showed the existence of a “pyramid of Giants ” in Ecuador . The manipulation of information revealed something that happens every day in Latin America: We only put value on foreign sources and dismiss our own. The pictures showed arbitrarily deleted faces of people and also placed watermarks, These pictures were the same as some prominent researchers had shared a year ago , without receiving any recognition . The International information included a video of a character inviting a crusade to assist financially in the project for further investigation, which could not occur, because he could continue what has been started. And obviously, to not show photos or videos of themselves, it was revealed that not even stepped on Ecuadorian territory.

P1470676

This attitude is repeated often from tourists by having camera in hand and sightseeing tours (later argue are high-level expeditions) which were really just hours at the site  (but then argue that have researched for several days) in certain ways  , they believe themselves capable of writing books write as experts , even considering themselves more knowledgeable real researchers.

P1470737

For this reason , and outraged by media manipulation in which they fitted pictures of objects that had little or nothing to do with the discovery and research ignored the Ecuadorians decided to coordinate the logistics of the First Official Expedition (it was made possible with technical support Iwias School ) . The team of explorers, called PachaTerra , composed of Ecuadorian entrepreneurs who share the hobby of researching on-site and we have covered the gap left by competent professionals .

P1470763

We were led by the structure by Wilder, who said he had discovered the structure a year ago. However, after he answered several of my questions, it may appear the possibility that this site might have been discovered a decade ago. It is important that researchers like Manuel Vieira , Bolivar and Juan Morales and the writer of this report , have joined forces to spread , investigate and protect the find. After nearly five hours of rough road , slippery and somewhat dangerous ( there is a path where risk its known for its attacks of  Africanized Bees) , and also  included an initial decent of nearly 300 meters, then climbing a waterfall to meet finally as  if it were our reward for the effort with a splendid image : huge blocks of sedimentary rock in a pattern that clearly reveals its artificial origin , prepared in the similar manner as  of the Inca and Caniari megalithic structures , evidenced by capricious orders and irregularly shaped blocks ( to saturate specific spaces ) which, however, mostly had dimensions of about 150x80x70 cm .

P1470762

As I stated before it is an interesting structure, about 80 meters high, with blocks of sedimentary rock that could be defined as compacted clay having the properties of concrete (a type of ancient knowledge now lost). Studying the structure’s geomorphological behavior it shows to be independent of the mountain which further reveals its artificial origin.

P1470772

After geo-referencing the area and performing a recognizance of which at this moment I will not go into details, we completed our first  official expedition  and we are looking forward to continuing this research work of this Amerika Prohibida (Forbidden Amerika)

P1470808

Categorías: Uncategorized | 5 comentarios

EXPEDICIÓN OFICIAL A LA PIRÁMIDE DE LLANGANATI


image006

(Informe preliminar 03/11/2013)  Por Manuel Palacios Villavicencio, Investigador ecuatoriano.

Una reciente noticia, difundida a nivel internacional,  mostraba la existencia de una “Pirámide de Gigantes” en Ecuador y algunas otras especulaciones sin mayor fundamento. Es lamentable que exista este tipo de desinformación que lamentablemente contribuye a restar valor a hechos reales e importantes del descubrimiento.  Las imágenes que se mostraban sutilmente como hallazgos propios, y a las cuales se había arbitrariamente colocado marcas de agua sobre los rostros de las personas que aparecían en ellas, no eran sino las mismas que algunos investigadores habíamos compartido hace ya un año.   La información internacional incluye un video que invitaba a colaborar financieramente en el proyecto de continuar la investigación, lo cual no podría darse, pues solo se puede continuar lo que se ha empezado. Evidentemente, al no mostrar fotos ni videos propios, se revelaba que ni siquiera han pisado territorio ecuatoriano sin embargo de lo cual lo estaban explotando internacionalmente.

Por estos motivos, alertamos sobre la antedicha desinformación, que omite referirse a investigaciones ya realizadas por verdaderos exploradores ecuatorianos, a la vez que decidimos realizar la Primera Expedición Oficial al sitio.  Esta expedición fue realizada con apoyo técnico de la Escuela de IWIAS (Grupo militar ecuatoriano élite especializado en combate en la selva integrado por Indígenas de todas las nacionalidades del Ecuador).

image002

A continuación los exploradores miembros del equipo, integrado por ecuatorianos de diversas profesiones y actividades que comparten la afición de investigar in-situ, participantes de esta Primera Expedición Oficial:

  • Logística: Manuel Palacios Villavicencio
  • Planificación: Nelson Guim Bastidas
  • Coordinación General: Mauricio Guim Bastidas
  • Relaciones Públicas: Winston Rumbea
  • Documentación y Fotografía: Mario Cozzarelli y Priscilla Altamirano
  • Equipo inicial de exploración: Nelson Guim Alfago. y Juan José Rumbea Garzón

P1470772

Partiendo de las cercanías de Río Negro salimos en la madrugada guiados por Don Wilder Vinueza, habitante de la zona quien dice haber participado en el descubrimiento de la estructura hace algún tiempo.  Lo importante es que investigadores ecuatorianos como Manuel Vieira, Bolívar y Juan Francisco Morales y quien redacta este informe, hemos aunado esfuerzos para difundir, investigar y proteger el hallazgo de manera seria y responsable.

 

Luego de casi  5 horas de camino agreste, resbaloso y hasta cierto punto peligroso (existe un trayecto donde se avanza con riesgo de  ataque de abejas africanizadas), en el que se incluía un descenso inicial de casi 300 metros, luego escalar una cascada para encontrarnos como si se tratase de un premio al esfuerzo con una imagen espléndida: enormes bloques de roca sedimentaria, en conformación que revela claramente su factura artificial, dispuestos a manera de las estructuras megalíticas inca o cañari, evidenciado en caprichosos ordenamientos y bloques de formas irregulares (para saturar espacios específicos) que sin embargo, en su mayoría tienen dimensiones de aproximadamente 150x80x70 cms.

P1470808

Se trata de una Estructura interesante, aproximadamente de 50 mts de altura en lo que se puede ver, ya que el tamaño mismo de toda la estructura es desconocido y está enterrado, con bloques de roca sedimentaria que podría definir como arcilla compactada o utilizada a manera de concreto (un tipo de conocimiento ancestral ahora perdido). Estudiando la estructura en su comportamiento geomorfológico, es independiente de la montaña, lo cual revela su factura artificial.

Luego de georeferencializar el área y realizar un reconocimiento, se retorno a salvo con la invalorable ayuda de 5 selectos miembros IWIAS y se dio por terminada esta primera expedición oficial.

P1470762

Categorías: Uncategorized | 17 comentarios

Entrevista a Gerardo Peña Matheus

544759_3968107801635_1992844891_n

Durante la última década he cosechado una amistad con el Dr. Gerardo Peña Matheus. Transcurría el año 2009 y me encontraba en la ciudad de Quito, a donde asistía como ya lo había contado a dar inicialmente pequeñas conferencias sobre lingüística comparada entre el shillipanu y el magyar, sobre la colección Crespi y sobre las Cuevas de los Tayos; e intentando además alguna gestión con los organismos culturales gubernamentales. La condición económica en la que me encontraba distaba mucho de ser cómoda, y el alojamiento era proporcionado por Edgar Pazmiño en alguno de los apartamentos que alquilaba, donde me acomodaba en el suelo en un sleeping bag. La comida era austera y en muchas ocasiones gracias a la invitación de amigos investigadores. Así que en los momentos libres me dedicaba a recorrer los alrededores del norte de Quito, hasta el parque la Carolina, o caminar por la Universidad entrando a los pequeños escondrijos donde venden libros usados.

Justo esa mañana tenía tan solo tres dólares en el bolsillo, cuando hice un descubrimiento inesperado. Dentro del montón de libros, muchos de ellos sin cubierta, sobresalía uno que por su formato y encuadernamiento parecía más una tesis que un libro. Lo tomé con urgencia como si alguien me obligara a hacerlo, abrí la página donde constaba el título “Los antiguos húngaros”, es entonces cuando me fijo en el sello de propiedad del libro donde constaba una frase en húngaro que traducida al castellano nos indica que era parte de la Biblioteca personal de Juan Móricz.

Aproximadamente un año después, cuando recibí una invitación de Gerardo Peña Matheus y viajé a Guayaquil para encontrarlo en su oficina; cuando él me dijo que estaba buscando un libro que yo necesitaba leer llamado “Los antiguos húngaros”, yo le comenté que tenía ese libro en mi custodia y al mostrárselo (evidentemente en otra ocasión), le conté como había llegado el libro a mí.

- Este libro llegó a Ud. Porque Don Juan Móricz así lo quería. Con el tiempo sabría que ese hecho habría sido un pasaporte, una garantía para que se dé aquel encuentro y la colaboración que se desarrollaría en los siguientes años. Así fue con el pasar del tiempo me convertí, sin proponérmelo en una especie de heredero de los libros de Móricz, ya que muchas veces los hilos que nos mueven me llevaban hacia una u otra persona que, conociendo el trabajo que realizaba sobre lingüística y epigrafía comparada entre los pueblos americanos y el magyar, concluían la velada entregándome el valioso objeto: un ejemplar de la “János Móricz Konyvtar”.

Con este artículo dejo por sentado que no solo mi amigo está más actual que nunca, sino que genera aún hoy en día un interés mediático internacional. Lo confirma su participación en el Primer Congreso de Prehistoria realizado en el 2012 en Hungría y las entrevistas que a continuación reproduzco (Dar click)

fenix 55

fenix 56

 

 

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

HUANCAVILCAS, ODONTOLOGÍA EN LAS COSTAS PRECOLOMBINAS ECUATORIANAS.

logo_ODONTO

¿Se puede hablar de odontología prehispánica? Pues en realidad les digo que sí y no, depende desde el enfoque en quien  lo mira. Existe una gran polémica en cuanto al origen de la odontología. De manera científica evidente la ciencia odontológica nace formalmente  en el año de 1840, cuando Horace Hayden y Chapin Harris crean la primera escuela de odontología en Estados Unidos. Sin embargo, previo a la instauración de esta rama de las ciencias médicas, el hombre de la antigüedad incursionó de manera activa en la cavidad bucal de sus contemporáneos realizando numerosos procedimientos dentales. Por inercia nos han vendido la idea de que solo las culturas más “adelantadas y antiguas” dominaron áreas del saber como la medicina, arquitectura etc. Los egipcios son reconocidos por trabajos dentales tales como obturaciones (calces) con cera de abeja, los etruscos por la confección de prótesis dentales con hueso tallado, los pueblos mesoamericanos con inlays únicas  y múltiples a base de piedras preciosas y semipreciosas (haciendo alusión a todas las naciones no solamente a los mayas) y así numerosas civilizaciones del mundo antiguo. Retomando la pregunta del inicio, a mi humilde consideración, no es atrevido hablar de odontología prehispánica, aunque la rama odontológica no hubiese nacido científicamente en aquellos tiempos. Existe un criterio dividido entre los odontólogos, algunos dicen que todas aquellas prácticas  dentales no eran odontología porque no existía como ciencia per se. Pero pregunto (porque la lógica así me lo demanda) ¿sino era odontología entonces que eran aquellos procedimientos? Se conoce que los hombres antiguos para guarecerse de los elementos de la naturaleza construían casas o viviendas rudimentarias, ¿no era eso arquitectura primitiva? Se sabe que aquellas personas sembraban alimentos para cumplir con las demandas alimentarias de sus comunidades, ¿no era eso agricultura primitiva? El hecho de que  esas ciencias no existieran formalmente como tal, no implica que estas prácticas ancestrales y que están vinculadas a diversas ramas del saber hoy en día no podían ser tales, porque no estaban cobijadas bajo el techo de lo académico como se acepta hoy en nuestro mundo.

Image

Pero ¿sabía usted que en el Ecuador precolombino también existieron trabajos dentales? En base a la evidencia arqueológica ecuatoriana, se ha identificado que los pobladores de la costa precolombina ecuatoriana tuvieron la destreza y conocimiento necesario para llegar a realizar trabajos dentales de naturaleza y sincronización milimétrica. El pueblo Huancavilca fue una cultura que se desarrolló en el país entre el año 500 y 1534 de nuestra era, se asentaron en  la región costera de Guayaquil, chongón colonche hasta la isla puna. Fue una cultura bastante adelantada. El dominio en las técnicas de la navegación les hizo famosos, fueron prolíficos agricultores, artesanos y demás. Los huancavilcas intervinieron en la odontología primitiva mediante múltiples modificaciones dentarias. A criterio personal las he clasificado en base a la evidencia arqueológica e histórica en:

  1.  INCRUSTACIONES.-  con la creación de cavidades y su posterior obturación con oro fundido y moldeado de acuerdo a la forma de la cavidad elaborada.
  2. TALLADOS SELECTIVOS: Labrando alguna porción del diente intervenido con el objeto de plasmar diversas formas geométricamente inteligentes y estéticamente armónicas.
  3. MUTILACIONES: Cercenando o cortando parte de un diente, sin un patrón aparente de armonía ni medida.
  4. EXODONCIAS: Extracciones de ciertos dientes –según crónicas históricas, estas piezas dentarias  no necesariamente estaban en mal estado (Zárate 1555, Pedro de Cieza 1541,cronistas de la colonia)

Dentro de las modificaciones dentarias o trabajos ancestrales  dentarios realizados por los Huancavilcas, llama poderosamente la atención las incrustaciones de oro que realizan en sus dientes anteriores superiores e inferiores con mayor incidencia en los superiores. La elaboración de una cavidad en el espacio tiempo en que se desarrolló ésta   cultura es simplemente desconcertante. Recuerdo al lector, que el esmalte dentario es el tejido de mayor dureza en el cuerpo humano. Perforar un diente en la actualidad no es tarea complicada con la ayuda de un aparato rotatorio que gira a 300.000 a 500.000 revoluciones por minuto, con el empleo de una fresa diamantada (instrumento cortante) y unas 60 libras de presión seria una empresa bastante fácil de cumplir y de poco esfuerzo. Pero en ese tiempo no existía electricidad, ni compresor ni ningún medio moderno como los que se cuenta hoy en día. ¿Cómo se pudieron realizar cortes tan perfectos, con elementos o herramientas primitivas? Los cuerpos áuricos empleados como material obturador en dichos dientes podían ser únicos o múltiples y abarcaban la cara facial de los dientes, generalmente su forma era redondeada sin embargo, existe evidencia de una innovadora técnica inlays que estaba representada por incrustaciones de oro de forma netamente rectangular de ángulos continuos y lisos que estaban dispuestos sobre cavidades idénticas a las formas de las laminas de oro que se emplearían para emparejar el desgaste dentario plasmado. “La coincidencia” -refiriéndome a la relación de concordancia y no circunstancias ligadas al  azar- entre el cuerpo obturador y las cavidades obradas es de una magnífica sincronicidad, tanta que ha durado hasta nuestros días para ser apreciada después de varios siglos. La escasa discrepancia entre la obturación y la cavidad es asombrosa. Aparentemente y por el contrario de las incrustaciones mesoamericanas, estos trabajos dentales ecuatorianos no estaban adheridos con ningún agente cementante, y entraban por así decirlo a presión. El Dr. Guillermo Mata Amado (eminencia en el estudio de la odontología prehispánica mesoamericana) asegura que se ha encontrado evidencia confirmada por estudios químicos de que las incrustaciones en Mesoamérica estaban pegadas en el nicho dental elaborado por una combinación de elementos semejantes a los cementos utilizados en la odontología moderna.  Siendo tan adelantada la arqueología mexicana, no ha podido a ciencia cierta determinar cómo los pueblos mesoamericanos realizaron cortes y perforaciones, sin embargo, se debe decir que se ha preconizado posibles métodos de perforación. En el Ecuador también se desconoce.

  Según crónicas de la colonia otra de las costumbres y prácticas dentales realizadas por los Huancavilcas estaban dadas por las extracciones intencionales de los incisivos superiores por razones estéticas y religiosas. Los patrones estéticos varían de acuerdo a criterios sociales y etnológicos. Estos patrones están sujetos al campo de lo apreciativo y no necesariamente son compartidos por todos. Se dice que la belleza es subjetiva, cada persona aprecia distintos aspectos de la belleza y de la misma forma hace de ellas agradables o no para sí mismo. “Lo que para mí es bonito, quizás no lo sea para usted”. En los tiempos actuales  esta práctica resultaría extremadamente descabellada pero para ellos no. Existe evidencia histórica de que lejos de parecer una práctica inútil, la misma está relacionada a un factor religioso pues al parecer… ese sacrificio era ofrendado para satisfacción  de los dioses. 

Al parecer nuestros pueblos americanos no fueron tan incivilizados como nos los pintan, por el contrario fueron grupos humanos que dominaron su entorno y recursos para su evolución y demandas propias. América es un vasto continente con historia y misterios que aún esperan ser desenterrados entre pedregones escondidos que guardan celosos a los aventureros interesados en un ancestral y glorioso pasado… 

 

 

CREDITO DE IMAGEN: FONDO ARQUEOLÓGICO DE GUAYAQUIL, MUSEO ANTROPOLÓGICO Y DE ARTE CONTEMPORÁNEO MAAC. Ministerio de cultura del Ecuador.

Autor: Fernando Pérez González.

Estudiante de odontología. Facultad piloto de odontología de la universidad estatal de Guayaquil.

Fuentes:

MENÉNDEZ, C. A. ( 1995). NUESTRAS RAICES GUANCAVILCAS. GUAYAQUIL: CASA DE LA CULTURA ECUATORIANA BENJAMÍN CARRIÓN, NÚCLEO DEL GUAYAS.

MATA AMADO, ACTUALIZACIÓN SOBRE LOS CONCEPTOS DE ODONTOLOGIA PREHISPANICA EN MESOAMERICA, 1994

SAVILLE, M. E. (1919). “AMERICAN ANTROPOLOGIST”. BROOKLYN: AMERICAN ANTHROPOLOGICAL ASSOCIATION.

ODONTOMARKETING.COM

AGENCIA  ABC- ESPAÑA-

INVESTIGACIONES PRIVADAS Y CRITERIOS DEL AUTOR.

Categorías: Uncategorized | 4 comentarios

Peña Matheus – El último Testigo

© Manuel Palacios Villavicencio

© Gerardo Peña Matheus

He recibido innumerable cantidad de mails que me solicitan lo que había ofrecido en anteriores entregas, la  sinopsis de cada uno de los capítulos de “Historia documentada del descubrimiento de las Cuevas de los Tayos” del Doctor Gerardo Peña Matheus.

El libro ha tenido una crítica portentosa, para citar una de ellas, la de un distinguido investigador canadiense Denis Le Blanc que nos escribe: “Durante estos años he escuchado varias historias extrañas relativas a las Cueva de los Tayos. Haciendo algunas investigaciones en internet descubrí  que se habían realizado varias expediciones encabezadas por extranjeros en décadas pasadas, expediciones que han llevado a sorprendentes descubrimientos de acuerdo a lo que se dice.  Y finalmente encontré el libro del Dr. Gerardo Peña Matheus: Historia del descubrimiento de las Cuevas de los Tayos que acabo de leer. Es sin duda la obra más seria y creíble que existe sobre el tema”.

La anterior es un   comentario que comparto en un 100%, por lo cual incentivo nuevamente a los seguidores de este blog a adquirir el libro “Historia documentada del descubrimiento de las Cuevas de los Tayos” que se encuentra disponible en Ecuador  en las librerias Cervantes (de la calle Aguirre),  Científica (en todos los locales); Mr. Books, en Village de Samborondon y sucursales; en la librería de la Universidad Católica y en Librimundi. Así mismo pueden adquirirse en Aguirre 104 y Malecón, frente a la Gobernación.

El tiraje fue de sólo 1000 ejemplares,  que en gran porcentaje fueron adquiridos en la misma noche del lanzamiento.  El texto que incluye transcripción de grabaciones, fotografías y recortes de prensa, escaneados de documentos legales e intercambios epistolares del Dr. Peña Matheus con Erich Von Daniken, Stanley Hall, así como entrevistas de Móricz con líderes de la Iglesia de los Santos de los Últimos días, Casa de la Cultura Ecuatoriana, etc.

Por tal motivo, me encuentro ante el deber de incentivar la difusión del libro del Dr. Gerardo Peña Matheus, quien ha tenido la deferencia de en primicia concedernos una entrevista exclusiva, la misma que se realizará en las posteriores semanas, ya que estamos aún recopilando buenas preguntas que reciproquen su gentileza; así mismo debo cumplir con mi promesa a los lectores del blog, pero esta vez remitiéndome exclusivamente a citar algunos párrafos del  capítulo IX  denominado “Las Cuevas  de los Tayos”. Acompaño el texto con fotos de la época reproducidas en el libro, así como fotos actuales del la expedición Teleamazonas 2010

“Encontramos al    llegar a la boca de la cueva, que todo el caudal de agua del riachuelo Napinche penetra con gran  impetuosidad en ella y se pierde en las entrañas de la tierra con ruido ensordecedor. Restos de rocío y pequeños hilos de agua permanecen en la superficie e irrigan, por gravedad, la extensión de la quebrada manteniéndola en constante humedad. Las paredes rocosas del ingreso semejan las mandíbulas del hocico de algún sediento y gigantesco animal prehistórico dotado de una garganta insondable. Poco podíamos hacer para intentar penetrar en ella pues el torrente caería sobre nuestras cabezas con riesgo de golpearnos  contra la roca y ser arrastrados por la corriente hacia el abismo. Sin embargo, alumbrados por las luces de lámparas y linternas se hizo el intento de penetrarla, por la vía húmeda, con las consiguientes caídas y resbalones casi fantasmales pues las  figuras humanas iluminadas desaparecían apenas los rayos de luz se desenfocaban de ellas. Todos terminamos empapados y adquirimos la certeza de que por allí no llegaríamos a parte alguna pues la dificultad de tener un chorro de agua constante, de tan grande magnitud sobre nuestras cabezas, hacía imposible guardar el equilibrio o asegurar una plataforma que facilitara el ingreso. Mi silenciosa conclusión mental fue que Móricz quiso realizar una especie de entrenamiento físico y moral para probar la entereza de los expedicionarios y conocer su reacción ante el peligro y su capacidad de resistencia”.

“Uno a uno los integrantes del grupo descendimos sostenidos por los policías de turismo. Cuando me llegó el turno de bajar, opté por mantenerme alejado del borde de la pared rocosa usando las dos piernas como defensa a medida que descendía. Así evité ser un peso muerto que oscilara de un lado al otro con riesgo de golpearme. Mientras descendía, me llamó poderosamente la atención la simetría de las aristas superficiales de la pared rocosa que mantenían líneas paralelas perfectamente horizontales de un extremo al otro, separadas una de otra por una anchura de, quizás, diez centímetros. No es una pared lisa. Tiene estratos perfectamente definidos. Es roca viva, completamente sólida tallada con líneas paralelas que sobresalen de la masa rocosa”.

“Llegados al suelo, todos portábamos cascos, linternas de cabeza y de mano, botas de caucho, y chompas. Una vez reunidos empezamos a caminar hacia el único lugar posible para hacerlo y nos adentramos en la obscuridad total iluminada apenas por la luz mortecina de las lámparas y linternas.

Fué menester bajar aún más, descendiendo grandes espacios con ayuda de escaleras o aferrándonos a las rocas allí diseminadas. En un momento dado encontramos un túnel estrecho y profundo que tenía la particularidad de un cielo raso completamente pulido y horizontal. El lugar es incómodo a causa del  relleno de rocas, lodo y material acuoso que alguna vez lo ha invadido, lo cual impide incorporarse y obliga a reptar o andar a gatas”.

“Poco después, a escasos metros de distancia de este primer socavón, encontramos un dintel hecho de piedras pulimentadas, gigantescas, colocadas una sobre otra sin interrupción, hasta la parte superior extrema de la cueva”(…)

 “Pudimos observar que, al igual que en el socavón, el dintel pétreo está  a muy poca distancia del suelo aparente, debido a inundaciones de lodo y acarreo de pedruscos enormes que han sido arrastrados allí por el agua proveniente de la superficie que, al convertirse en torrente por efecto de grandes lluvias, ha originado el aluvión sobre el cual caminábamos. El efecto de la contemplación de esta obra arquitectónica es impresionante pues el dintel se asienta sobre ambos lados en sendas columnas megalíticas de roca que, a modo de jambas, lo sostienen. El dintel consiste en una laja gigante de piedra pulida que se apoya en sus extremos sobre las jambas de piedra situadas a los constados y se sostiene, aparentemente, sin apoyo alguno, por que está equilibrado por el peso de las piedras que se asientan sobre él en cada uno de sus extremos, quedando aprisionado sobre las columnas que lo sostienen. El piso aparente no pasa de ser un depósito de lodo, guano, rocas y piedras que cubre con muchísimos metros de espesor, el suelo original de la cueva que, probablemente, debe ser liso y rocoso. Lo asombroso es que, sobre el dintel, se asienta todo el peso de la pared de piedras que sostiene parte de la montaña que está en la superficie, sin que esta inmensa laja haya cedido en el transcurso de los siglos”.

Una vez atravesado el dintel, del otro lado de la arista inferior no existe este deterioro y se ve una línea perfectamente horizontal y lisa, casi sin resquebrajaduras.

Una vez cruzado el dintel, me sorprendió encontrar en tales profundidades la existencia de un haz de luz solar que penetra a través de un boquete abierto en la superficie de la tierra a más de cien metros de altura. Esta iluminación permite ver y apreciar algo del recinto en el cual han germinado algunos arbustos como consecuencia de la fotosíntesis.

 

Así termina este breve resumen del capítulo IX  del libro ““Historia documentada del descubrimiento de las Cuevas de los Tayos” del Doctor Gerardo Peña Matheus”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Expedición Catalana Tayos 1990

Los amigos Francisco Serrat y Angela de Dalmau, a través de Eduardo Pi Peret, nos hicieron llegar este material  que a manera de crónica comparte con los lectores de la revista  Más Allá, Nº65, Julio de 1994, pp.32-43, que ahora compartimos con los seguidores de este blog, quienes saben que nuestra premisa es, independientemente si  estamos de acuerdo o no con ciertos comentarios, siempre estaremos dispuestos a compartir y difundir los testimonios serios, honestos (y no digo con esto solo los oficiales). En ese transitar hemos ayudado a que salgan a la luz mucha información de primera mano que es necesaria para entender la magnitud e intereses en este descubrimiento. Pero no descansaremos hasta que quienes tengan en su poder material fílmico y fotográfico de la Expedicion Britanica de 1976, lo pongan a criterio de la opinion publica, asi como el informe detallado que seguramente se presento antes las autoridades responsables en el Reino Unido.

Agradezco a Eduardo Pi Peret y a través de el a Francesc y Angela, que hayan compartido este articulo  y sobre todo exhorto a quienes investiguen el tema, a escribir e investigar mucho, sin dejarse seducir de la ciencia ficción, que puede resultar mas interesante y probablemente mas productivo, pero al final no se hace sino echar tierra sobre el trabajo serio, especialmente cuando no se reconocen las fuentes bibliográficas. Recuerden que la realidad de la Tierra de la mitad, donde brota el agua de Oro, es mas fantástica que la ficción.  Estamos clasificando el material que tenemos y lo estaremos haciendo disponible hasta diciembre de este año.

A continuación y sin mayor introducción el articulo, espero sus comentarios

Su amigo,

Manuel Palacios

Categorías: Tayos | 1 comentario

Passos de Machaqway

Con el amigo  Passos de Machaqway compartimos no solo la pasión por escribir, sino el amor a caminar y recorrer antiguos caminos. Es interesante que su libro refleja no solo una investigación antropológica profunda, sino una búsqueda personal inherente, y sobre todo confianza en la intuición que considero una valiosa herramienta en un investigador. Pongo a consideración de los lectores de este blog un capìtulo de su nuevo libro. Información de como adquirir su libro debe remitirse a mi mail.

Libro de Passos de Machaqway-descargar

Antes de esto debo compartir una sìntesis de su trabajo, publicada en el idioma original por el mismo autor.

O que tem a ver: o Caminho de Peabiru (Brasil), a Placa de Cuenca (Equador), o Oceano Pacífico em Lima (Peru) e a Porta do Sol em Tiahuanaco (Bolívia), com este livro?

 

Em janeiro de 1993, ele havia enviado uma carta para o Dr. Gerardo Peña Matheus, em Guayaquil, com a finalidade de lhe contar sobre uma inusitada ocorrência sobre a Placa de Cuenca (Equador), acontecida aqui em Mato Grosso (Brasil), mas essa correspondência, por não o ter encontrado, foi devolvida ao remetente; o endereço era muito antigo. E o tempo passou…

Em síntese, o livro Existiu Um Caminho Pré-Colombiano em Chapada dos Guimarães? narra a busca de um fascinado por um antigo caminho, cujo rumo ele o balizara em Chapada dos Guimarães; balizara-o em consequência de um absurdo motivado pela Placa de Cuenca, e esta por sua vez, o levara a bater a uma porta edificada em Tiahuanaco, na Província de Ingavi, na Bolívia. E no bojo deste livro, o autor nos dá uma preciosa pista do objeto desta busca quando transcreve um anúncio que mandara publicar num jornal paranaense, no início de fevereiro de 2000, movido pelo pressentimento para confirmar a real existência de vestígios de um antigo caminho que teria existido naquela região.

Porém, se num extremo encontra-se o Norte do Paraná e no outro os Andes, no meio está precisamente Chapada dos Guimarães, conforme se explicita no próprio título da obra. É em Chapada que, de acordo com as palavras do autor, essa ideia fixa passa a atormentá-lo, quando ele, morador de Várzea Grande (cidade siamesa da capital mato-grossense, Cuiabá), decide ali estabelecer uma “segunda residência”, isto ali pelo início da década de 1990. E é ainda em Chapada que se vai desenrolar a maior parte da narrativa.

O livro de Passos de Machaqway busca amparo em dados científicos para explicar as suas deduções e suas fantasias, sobretudo em áreas como história, arqueologia e ocultismo. Além disso, aposta na imaginação e, ainda mais, na intuição. Por elas se pauta o tempo todo, com seu faro, seus pressentimentos e a atenção permanente a muitas, muitas coincidências…

Se não traz respostas prontas para suas diversas indagações, o livro nos oferece, entretanto, um passeio singular por ícones histórico-geográficos e arqueológicos da América do Sul, como a Porta do Sol em Tiahuanaco, na Bolívia, a Placa de Cuenca, no Equador, e a imensidão dos Andes e do Oceano Pacífico na costa ocidental de nuestra América. Isto, naturalmente, sem falar das manhãs, tardes e noites (muitas delas geladas e com ventos cortantes) na Chapada dos Guimarães de fins do século XX, quando o narrador e seu inseparável interlocutor dialogavam infinitamente sobre a necessidade urgente de se balizar o rumo de um antigo caminho, para orientar uns caminhantes retardatários que por ali haveriam de passar em direção aos Andes.

Sobre o verdadeiro autor do livro, é impossível dizer muita coisa, pois sua própria concepção se estrutura na ideia do anonimato. De todo modo, para nós, o autor é aquele que assina a obra: Passos de Machaqway. E este, por sua vez, ainda lança mão de outro recurso: o narrador que dialoga o tempo todo com um outro lado de sua persona, configurando aquilo que podemos chamar de alter ego de si mesmo ou o duplo, uma figura tão cara a muitos escritores pelo mundo em todos os tempos.

E nunca é demais repetir: ainda hoje, Passos de Machaqway alimenta ainda um outro sonho: o de que haverá de existir, algures, um destinatário, o continuador desta história! Cujo destinatário lhe parece ter encontrado em Guayaquil: o pesquisador Manuel Palacios Villavicencio, o qual, à moda dos Chasquis, 18 anos depois fez chegar às mãos daquele antigo destinatário – aquele que não encontrara em 1993, o Dr. Peña Matheus – a carta, que no transcorrer desses anos transformou-se neste livro.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

A %d blogueros les gusta esto: