HISTORIA DOCUMENTADA DEL DESCUBRIMIENTO DE LAS CUEVAS DE LOS TAYOS

© Manuel Palacios Villavicencio

© Gerardo Peña Matheus

He recibido innumerable cantidad de mails que me solicitan lo que había ofrecido en anteriores entregas, la  sinopsis de cada uno de los capítulos de “Historia documentada del descubrimiento de las Cuevas de los Tayos” del Doctor Gerardo Peña Matheus.

El libro ha tenido una crítica portentosa, para citar una de ellas, la de un distinguido investigador canadiense que nos escribe: “Durante estos años he escuchado varias historias extrañas relativas a las Cueva de los Tayos. Haciendo algunas investigaciones en internet descubrí  que se habían realizado varias expediciones encabezadas por extranjeros en décadas pasadas, expediciones que han llevado a sorprendentes descubrimientos de acuerdo a lo que se dice.  Y finalmente encontré el libro del Dr. Gerardo Peña Matheus: Historia del descubrimiento de las Cuevas de los Tayos que acabo de leer. Es sin duda la obra más seria y creíble que existe sobre el tema”.

La anterior es un comentario que comparto en un 100%, por lo cual incentivo nuevamente a los seguidores de este blog a adquirir el libro “Historia documentada del descubrimiento de las Cuevas de los Tayos” que se encuentra disponible en Ecuador  en las librerias Cervantes (de la calle Aguirre),  Científica (en todos los locales); Mr. Books, en Village de Samborondon y sucursales; en la librería de la Universidad Católica y en Librimundi. Así mismo pueden adquirirse en Aguirre 104 y Malecón, frente a la Gobernación.   

El tiraje fue de sólo 1000 ejemplares,  que en gran porcentaje fueron adquiridos en la misma noche del lanzamiento.  El texto que incluye transcripción de grabaciones, fotografías y recortes de prensa, escaneados de documentos legales e intercambios epistolares del Dr. Peña Matheus con Erich Von Daniken, Stanley Hall, así como entrevistas de Móricz con líderes de la Iglesia de los Santos de los Últimos días, Casa de la Cultura Ecuatoriana, etc.

Por tal motivo, me encuentro ante el deber de incentivar la difusión del libro del Dr. Gerardo Peña Matheus, quien ha tenido la deferencia de en primicia concedernos una entrevista exclusiva, la misma que se realizará en las posteriores semanas, ya que estamos aún recopilando buenas preguntas que reciproquen su gentileza; así mismo debo cumplir con mi promesa a los lectores del blog, pero esta vez remitiéndome exclusivamente a citar algunos párrafos del  capítulo IX  denominado “Las Cuevas  de los Tayos”. Acompaño el texto con fotos de la época reproducidas en el libro, así como fotos actuales del la expedición Teleamazonas 2010.

 “Encontramos al llegar a la boca de la cueva, que todo el caudal de agua del riachuelo Napinche penetra con gran impetuosidad en ella y se pierde en las entrañas de la tierra con ruido ensordecedor. Restos de rocío y pequeños hilos de agua permanecen en la superficie e irrigan, por gravedad, la extensión de la quebrada manteniéndola en constante humedad. Las paredes rocosas del ingreso semejan las mandíbulas del hocico de algún sediento y gigantesco animal prehistórico dotado de una garganta insondable. Poco podíamos hacer para intentar penetrar en ella pues el torrente caería sobre nuestras cabezas con riesgo de golpearnos  contra la roca y ser arrastrados por la corriente hacia el abismo. Sin embargo, alumbrados por las luces de lámparas y linternas se hizo el intento de penetrarla, por la vía húmeda, con las consiguientes caídas y resbalones casi fantasmales pues las  figuras humanas iluminadas desaparecían apenas los rayos de luz se desenfocaban de ellas. Todos terminamos empapados y adquirimos la certeza de que por allí no llegaríamos a parte alguna pues la dificultad de tener un chorro de agua constante, de tan grande magnitud sobre nuestras cabezas, hacía imposible guardar el equilibrio o asegurar una plataforma que facilitara el ingreso. Mi silenciosa conclusión mental fue que Móricz quiso realizar una especie de entrenamiento físico y moral para probar la entereza de los expedicionarios y conocer su reacción ante el peligro y su capacidad de resistencia”.

“Uno a uno los integrantes del grupo descendimos sostenidos por los policías de turismo. Cuando me llegó el turno de bajar, opté por mantenerme alejado del borde de la pared rocosa usando las dos piernas como defensa a medida que descendía. Así evité ser un peso muerto que oscilara de un lado al otro con riesgo de golpearme. Mientras descendía, me llamó poderosamente la atención la simetría de las aristas superficiales de la pared rocosa que mantenían líneas paralelas perfectamente horizontales de un extremo al otro, separadas una de otra por una anchura de, quizás, diez centímetros. No es una pared lisa. Tiene estratos perfectamente definidos. Es roca viva, completamente sólida tallada con líneas paralelas que sobresalen de la masa rocosa”.

“Llegados al suelo, todos portábamos cascos, linternas de cabeza y de mano, botas de caucho, y chompas. Una vez reunidos empezamos a caminar hacia el único lugar posible para hacerlo y nos adentramos en la obscuridad total iluminada apenas por la luz mortecina de las lámparas y linternas.

Fué menester bajar aún más, descendiendo grandes espacios con ayuda de escaleras o aferrándonos a las rocas allí diseminadas. En un momento dado encontramos un túnel estrecho y profundo que tenía la particularidad de un cielo raso completamente pulido y horizontal. El lugar es incómodo a causa del  relleno de rocas, lodo y material acuoso que alguna vez lo ha invadido, lo cual impide incorporarse y obliga a reptar o andar a gatas”.

“Poco después, a escasos metros de distancia de este primer socavón, encontramos un dintel hecho de piedras pulimentadas, gigantescas, colocadas una sobre otra sin interrupción, hasta la parte superior extrema de la cueva”(…)

 “Pudimos observar que, al igual que en el socavón, el dintel pétreo está  a muy poca distancia del suelo aparente, debido a inundaciones de lodo y acarreo de pedruscos enormes que han sido arrastrados allí por el agua proveniente de la superficie que, al convertirse en torrente por efecto de grandes lluvias, ha originado el aluvión sobre el cual caminábamos. El efecto de la contemplación de esta obra arquitectónica es impresionante pues el dintel se asienta sobre ambos lados en sendas columnas megalíticas de roca que, a modo de jambas, lo sostienen. El dintel consiste en una laja gigante de piedra pulida que se apoya en sus extremos sobre las jambas de piedra situadas a los constados y se sostiene, aparentemente, sin apoyo alguno, por que está equilibrado por el peso de las piedras que se asientan sobre él en cada uno de sus extremos, quedando aprisionado sobre las columnas que lo sostienen. El piso aparente no pasa de ser un depósito de lodo, guano, rocas y piedras que cubre con muchísimos metros de espesor, el suelo original de la cueva que, probablemente, debe ser liso y rocoso. Lo asombroso es que, sobre el dintel, se asienta todo el peso de la pared de piedras que sostiene parte de la montaña que está en la superficie, sin que esta inmensa laja haya cedido en el transcurso de los siglos”.

 

Una vez atravesado el dintel, del otro lado de la arista inferior no existe este deterioro y se ve una línea perfectamente horizontal y lisa, casi sin resquebrajaduras.

Una vez cruzado el dintel, me sorprendió encontrar en tales profundidades la existencia de un haz de luz solar que penetra a través de un boquete abierto en la superficie de la tierra a más de cien metros de altura. Esta iluminación permite ver y apreciar algo del recinto en el cual han germinado algunos arbustos como consecuencia de la fotosíntesis.

 

Así termina este breve resumen del capítulo IX  del libro ““Historia documentada del descubrimiento de las Cuevas de los Tayos” del Doctor Gerardo Peña Matheus”.

Categorías: Uncategorized | 15 comentarios

Navegador de artículos

15 pensamientos en “HISTORIA DOCUMENTADA DEL DESCUBRIMIENTO DE LAS CUEVAS DE LOS TAYOS

  1. Felicitaciones por el artículo.

  2. Debasish

    Gracias por las felicitaciones, ayúdenme en la difusión. Es importante que cada hogar tenga un libro, y todos conozcan la riqueza cultural ancestral de América en general Ecuador en particular, para que no nos dejemos “engatusar” nuevamente.

  3. EL libro yo ya lo tengo pronto me llega por correo. No dude en encargarlo cuando salio a la venta. Es un libro muy esperado por los entusiastas del tema. Saludos.

  4. Debasish

    espero poder ayudar a los que necesiten el libro, a veces se desaniman por el costo del envío, pero tengan en cuenta que pesa 6 libras; apúrense adquiriendo sus libros, quedan menos 50 disponibles!!!!!!!!!

  5. GEORGE BARONA

    Me parece muy interesante el tema y y espero conocer personalmente el lugar,gracias por los datos e historia

  6. Matias

    Hola que tal, soy de la Argentina, estoy interesado en adquirir el libro, como puedo hacer. Muchas Gracias y un fuerte saludo.-

  7. Anónimo

    Ao Senhor:
    Manuel Palacios Villavicencio

    Sou muitíssimo grato por indicar o ‘caminho’ para adquirir o volumoso livro do Dr. Gerardo Peña Matheus, intitulado: “HISTORIA DOCUMENTADA DEL DESCUBRIMIENTO DE LAS CUEVAS DE LOS TAYOS”; cuja obra, deverá, a partir de agora, constar das Referências Bibliográficas, de sinceros estudiosos sobre a História do Equador. Ainda, muito agradecido sou ao Sr. Manuel Palacios, à moda dos ‘chasquis’ – o correio dos Incas – pois estamos separados por muitos quilômetros de distâncias, este senhor fez chegar uma carta ao destinatário, em Guayaquil, dezoito anos depois. Brevemente, pressuponho, que o senhor Manuel, brindará seus leitores com essa história.

    Pdm – desde o ponto mais central da América do Sul.

  8. Crisanto Pérez García

    Increíble historia. Me interesa muchísimo adquirir el libro.

  9. This surely makes great sense to anyone…

  10. Crisanto Pérez García

    Crisanto Pérez García

  11. joe

    esa cueva y otras como la que se cuenta en el libro “el oro de los dioses” sera el verdadero motivo de la guerra Peru ecuador? donde EEUU firmara como garante. yo creo que si.

  12. por favor si alguna ves vienes a Lima Peru, me gustaria contactarme y asi compartas tu experiencia. como podri conversar con usted, por el face?

  13. maguin

    quisiera saber como puedo adquirir el libro

  14. Ariel Moreno

    Felicidades, un gran articulo. Podría ayudarme por favor con un lugar en donde pueda adquirir el libro, me seria de gran ayuda para el desarrollo de mi tesis que consiste en un documental sobre las Cuevas de los tayos. mil gracias de antemano

  15. Maria

    En donde puedo comprar el libro, vivo en Ecuador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: