Forbidden Amerika

Debo compartir con mis innumerables y serios seguidores, la invitación que me hiciera el Dr. Alan Shoemaker para ser uno de los “illustrious Presenters”  en el 7th International Amazonian Shamanism and Ancestral Sciences Conference 2011, que se realizará en Julio del 2011 en Iquitos, Perú. A mi parecer uno de los lugares mas energéticamente cargados en el planeta y el cual será un punto de partida para los misterios que se develarán en los próximos meses y años. Este Congreso, junto a sabios y exponentes de la talla de Pablo Amaringo, Brien Forester, Graham Hancok, Klaus Dona, Richar Gorssmann, Peter Gorman, entre muchos otros, reúne quizás a la crema y nata de la investigación en ciencias ancestrales, etnomedicina, y neoarqueología, la llamada “arqueología prohibida”.  Aparte de presentar el libro “Historia Documentada del Descubrimiento de las Cuevas de los Tayos” del Dr. Gerardo Peña Matheus, expondré el tema “Forbidden Amerika” en el congreso, apoyado en cientos de imágenes, entre ellas de la colección Crespi, gracias a un permiso exclusivo que me ha sido cedido; de las piedras de la Maná y de las Cuevas de los Tayos, con algunos descubrimientos realizados en mis últimas expediciones, entre ellos la presencia de nuevas galerías, y figuras alegóricas y  escritura de afinidad magyar ideográfica tallada en una de las mismas. Con ustedes, un resúmen de mi ponencia.

FORBIDDEN AMERIKA  ©Palacios Manuel

Publicado en “El quincenal de Hungría”, cuyo editor es Sebastyen S. Pedroff

El investigador húngaro Juan Móricz, en su único libro publicado, llamado “El origen Americano de Pueblos Europeos” nos dice que la exclusión del continente americano del movimiento histórico cultural de los pueblos, es la piedra angular de la distorsión que reflejan nuestros conocimientos actuales de la prehistoria. Los complejos problemas de origen de pueblos y cultura no encuentran solución, por haberse excluído de nuestro globo terráqueo al continente americano. En nuestra unidad terráquea, los pueblos prehistóricos realizaron sus movimientos, conmovieron, formaron y difundieron nuestro actual acerbo cultural.

Como investigador etnográfico de las costumbres, medicina, lenguas y simbología ritual de los pueblos ancestrales de América no puedo sino estar de acuerdo con Móricz. Hemos estado acostumbrados, en una suerte de colonizaje atemporal, a pensar que fue sólo con Colón que llegó la cultura, la civilización y la fé. Los estudios científicos publicados a lo ancho y largo de este territorio buscan, sustentados en voluminosos libros y ostentosos títulos académicos en poner por sentado de que en América no existió ninguna civilización importante aparte de mayas, incas y aztecas; de que el resto de los grupos humanos hablaban lenguas tan diversas que les resultaba imposible entenderse entre ellos mismos, peor aún con sus vecinos. Todo criterio alejado de la concepción de este continente como un “eterno neolítico” son tachadas de mentiras, o acusadas de no tener rigor científico.

No tengo el prejuicio de un título académico, lo cual ha sido un  gran obstáculo para no contar con apoyo alguno para publicar  los resultados de mis investigaciones, sin embargo esa misma independencia, me ha permitido, como el niño que se sorprende ante cada cosa, ver lo que los ojos comunes no pueden ver: la posibilidad del contacto interoceánico precolombino, sustentado en la afinidad de las raíces lexicales entre pueblos y civilizaciones como los Karios, magyares, sumerios, etruscos en Europa y Asia; y los Kañaris, Shuaras, Kunas, Karas, Karibes y Guaraníes, entre otros, en Amérika.

El investigador Héctor Burgos Stone, autor de Amáraka, tierra sin tiempo; sostiene que esta grafía (Amáraka) era el nombre con el que los hindúes  llamaban a la “tierra de los inmortales”, del sanscrito A: no; mara: muerte y ka: tierra; donde se encontraba el monte Meru o Meri, y de dónde era originaria la civilización védica de India. Entendemos ahora el por qué se referían a Bharata-Varsa o la patria original como la “tierra de esplendoroso verdor con forma de mujer divina”, ya que las características femeninas según esta sociedad decretaban como excelso que las féminas tuvieran caderas anchas y busto generoso y cinturas mínimas. No es necesario aclarar qué continente se adapta a esa descripción, el lector inteligente ya habrá hecho una imagen mental y llegado a sus propias conclusiones.

En las crónicas de conquista se relata que el sistema montañoso centroamericano (parte de los Andes) era conocido como Amerrique, siglos después el naturalista Tomás Belt, y el filólogo de Nicaragua, general Alfonso Valle, manifestaron que este nombre significaba: “Lugar de mucho viento”; mientras que para José Dolores Gámez, historiador de Masaya, significa “País del viento” y para el salvadoreño Santiago Barberena, “Extensa región”. En todo caso queda de manifiesto que Albérigo Vespucci no fue la inspiración del nombre América, sino que éste era un nombre ancestral del continente. Por mi parte, he descubierto que en el húngaro actual se conservan aún las raíces lexicales que dan luz sobre este nombre ancestral: el vocablo A es relativo a territorio, Mer a sacar agua o emerger del agua, y por último Iker, que significa gemelos o hermanos nacidos de la misma matriz. Este significado es reforzado por lo expresado por Móricz en el libro antes mencionado:”El pueblo Magyar  remonta su genealogía a los dos progenitores Gog y Magog, y sus tradiciones ubican el ancestral solar patrio en el “Centro del Mundo”. Esta tradición la conserva aún la ciudad de Quito, que se llama a si misma la “Mitad del Mundo”, y en su nombre guarda la tradición de los progenitores, pues su historia se remonta al antiguo Reino de Quitus, que en la lengua Magyar significa: dos progenitores. Kit = des y us = progenitores. En el magyar actual sería: Két-ós”.

Este artículo es tan sólo una introducción  en la que sustento el contacto interoceánico precolombino, solo que a diferencia de las teorías que empiezan a circular desde hace algunas décadas en la que se dice que los americanos son descendientes de Polinesios, o que los “dioses blancos” eran nórdicos, o que tan sólo en la zona de ecuador se hablaban tantas lenguas como personas, esto se sustenta en declaraciones tan silvestres de los conquistadores, que no eran linguístas y que no tenían un criterio formado en cuanto a la diferencia de lo que es y constituye una lengua y lo que es un dialecto de la misma lengua. Criterios como:

“Toda la tierra ques dicho–la situada entre la costa de Anegadizos y la Punta de Santa Elena–e aun la que se dirá, es de diversas lenguas, tanto que cada población tiene su lengua, e aunque con los vecinos se entienden, es con mucha diversidad de vocablos mezclados con los otros comunes  (Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdez, Historia General y Natural de las Indias, 1855, Vol. IV, pg. 121)

Que sin ser tan profundo, claramente sustenta la confusión de concepto a la que aludo, y que no puede constituirse en más que un criterio parcial de la imposibilidad de entender la lengua común de la zona.

Otro de los motivos que alentaron esa confusión están reflejados en el primario intento de traducir los catecismos y textos de alineación religiosa a las lenguas vernáculas del Obispado de Quito (Actual ecuador, comprendiendo además territorios del norte de Perú y Sur de Colombia). Durante  el Sínodo Diocesano Quitense, de 1593 en el capítulo tercero de los estatutos que se hicieron para el gobierno de la diócesis se expresa:

“Por la experiencia nos consta que en nuestro obispado hay diversidad de lenguas, que no tienen, ni hablan, la de Cuzco y Aymará y para que no carezcan de la doctrina cristiana es necesario hacer traducir el Cathecismo y Confesonario, en las propias lenguas; Por tanto conformándonos por lo dispuesto en el Concilio Provincial último, habiéndose uniformado de las mejores lenguas, que podrían hacer esto, nos ha parecido cometer este trabajo y cuidado a: “Alonso Núñez de San Pedro y a Alonso Ruis para la lengua de los Llanos y Atallana: y a Gabriel de Minaya, presbítero, para la lengua Cañar y Puruai; y a Fray Francisco de Jerez, de la Orden de la Merced, para la lengua de los Pastos: y a Andrés Moreno de Zúñiga, y Diego Bermudes, presbítero de la lengua Quillaisinga”.

Desconocemos si esta encomienda se llevó a cabo, hemos investigado arduamente en los archivos jesuíticos de Quito, en la antiguas bibliotecas del país, y nos hemos eximido de viajar a España al Archivo de Indias por cuestiones económicas. Sin embargo, asumo que el ocultamiento de ese material se debe a que este presentaría pruebas contundentes de la relación precolombina entre América y Europa, aproximadamente 70 años después (tiempo suficiente para que se hayan realizado dichas traducciones) el Provincial de la Orden de San Francisco, Fray Nicolás de Guevara y Castañeda, en obedecimiento a una carta de Órdenes del Presidente de la Real Audiencia, Don Mateo Mata Ponce de León decreta:  que en los puruaes donde ni la lengua general del Inca se habla en la mayor parte, y sólo se habla la materna, se ha de poner mayor trabajo con castigo para que hablen español”

No me considero un pionero en la comparación de las culturas y lenguas americanas con las euroasiáticas, antes lo hizo Michelangelo Mossi, el propio Juan Móricz y en épocas mas recientes la investigadora ecuatoriana Ruth Rodríguez Sotomayor y la lingüista Natalia Rossi de Tariffi, quien en su libro “América  cuarta dimensión: los etruscos salieron de los Andes”, expone la ciencia de la lexicogenética, que no sino desentrañar y encontrar el significado original de las palabras, el cual se va camuflando a través de los tiempos en otros significados.

 A continuación expongo ante los lectores, lo que constituye apenas el índice de un trabajo de recopilación, análisis  lingüístico, análisis lexical  y sobre todo lo que llamo “intuición lingüística” (y que me quemen los lingüistas)

Partiendo de la premisa de que cada palabra tiene un significado original, y los significados objeto-acción, así como significados de relación que se les han ido añadiendo con el pasar del tiempo; Lo que hago es un trabajo de  doble vía, es decir cuando hay palabras que considero que han perdido su significado en las lenguas americanas, me doy cuenta que aún conservan el significado en la mitología sumeria, hitita y magyar. Lo mismo con los nombres de personas. En lenguas americanas he utilizado el grupo lingüístico shillipanu, que lo componen el tsafique o lengua de los Colorados, el chapalaa o lengua de los cayapas, el cofán, y posiblemente en la antigüedad también el puruhá, el cañarí y el chimú.  Shillipanu significa tanto “lengua de la cuerda o línea de la mitad” como “lengua real”, y según mi teoría (que no expondré aquí para no cansar al lector) constituye la mítica “lengua sagrada y reservada solo para los incas y amautas”, es decir solo para los altos dirigentes monárquicos del imperio incásico y sus maestros.   Para terminar este artículo, les dejo como primicia, parte de mi trabajo como linguista y lexicogenetista. Mi visión no consiste en encontrar palabras parecidas sino fonemas, raíces lexicales cuya función y significado original, pese al paso del tiempo y las influencias ambientales, haya permanecido.

 

 Análisis Lexicogenético Sumerio-Magyar-Shillipanu

Sumerio Magyar (Arcaico) Shillipanu
UR: guardian, guerrero, hombre, esposo, fuerte, poderoso UR:caballero, señor, esposo Urá: bueno, señorial, hermoso
NAP: Dios Sol NAP:Sol Na: hijo;  Pa´ta: resplandor del sol
HUD: brillar, destacar Hód: luna Hualojón: brillar
Zalag: brillo Csillag: Estrella Tsabó: estrella
AMA o EME: madre Anya: madre Ayan
ADDA, Aba: padre Apa, Atya: padre A´pá
NIN: dama, sacerdotiza, hermana Nén: tía, hermana mayor Niyán: hermana
Sil: corta Szel: corta Catsun: dormir
GAM: doblando, doblado 1.- (dialecto Ormányság) Gamós: Vara torcida del Pastor2.- Ganczol: enroscar3.- Kamó: Gancho, anzuelo4.- Kampó: torcer, doblar5.- Kanyar: curva

6.- Kajla: arrugado

7.- Kajsza: enroscado, doblado

Encó: dobladoQue´chá: mitad, medio, entre 
DAB: sostener, tener, mantener; coger, alcanzar Tanul: aprendeTapint: tocaTapogat: dedos, sienteTapogató: tentáculoTaps: aplauso

Tapodar: paso

Tano: tenerTu´tulaino: coger dedo del pie 
Saku: alto Csákó: Sombrero alto Ayancán: grande
Sabu: camino, vía Csápás: camino, circuito Tsabó: estrella, que señala el miñu,camino

 

NOMBRES HUNGAROS ANTIGUOS Tiempo de Arpad

MAGYAR SHILLIPANU
Acél: acero Te´sela: tijeras (sela referencia al aluminio o similar)
Adós: endeudado Tarato: hacer contrato o compromiso (rel. Monetario)
Almás: hecho de manzana Almu: variedad de manzana ya extinta
Áldomás: Tostado Luno: quemar; Lu: arder
Akadás: Parada Óleno: detener
Apa: padre; Após: suegro A´pa: padre
Aratás: cosecha La´sa: listo para cosechar; Patari: cosecha; Arájino: sembrar, regar.
Áros: caro; Aru (Quechua-Aym) palabra. Lo más valioso para el indígena americano
Bátor: bravío, valeroso ba’tojino, ba’tolé, batoleno: Rel. A golpear en la cabeza. Signo odensivo de valentía
Buga: grupo Junpaluga: cuatro; bolonhino: agruparse
Bot: vara, bastón Bo´te: muslo
Bolt: reserva, almacén Bulu: cerro (asociado a cueva. Deposito)
Bős: abundante Ba: abundante

Análisis Lexicogenético Sumerio-Secoya-Shillipanu

MAGYAR

SECOYA

SHILLIPANU

Lefelé: Abajo Hue´e huë: abajo Hualá: tirándose boca abajoPelechi: río abajo
Altesit: abdomen Ëtape : abdomen Pesu, Pesili: abdomen (relativo)
Meh, mehkás: Rel. A miel, abeja Mejaë, Jetu ma´je: abejaÑaco mia (abeja pequeña) Tsina:Abeja; Pemanka, Mai´ama: Relativo a mosca, insecto.
Nyilt, őzinte: abierto Hui ´yosico, Hui´yo: abrirlo Juuqueno, Juruquenu; Huasino
Anyoka, nagyanya: abuela Ñeco Anchama
Nahyapa, Nagyszülők: abuelo Ñecue Anchapa
Olaj: aceite Hui ´yape Mulli, Mulú: grasa
Felvilágosít: aclararVilagós: claro Co ´ si:  Caamanecer Illa: rayoKa´san: nuevo (como nuevo día)
Categorías: Uncategorized | 4 comentarios

Navegador de artículos

4 pensamientos en “Forbidden Amerika

  1. Daniel Horvath

    Notice:
    Aratás: cosecha La´sa: listo para cosechar; Patari: cosecha; Arájino: sembrar, regar.
    Cosecha = kaszálás La “kasza” (cuchillo) es la herramienta para cosechar

  2. Anónimo

    ¡Hola Manuel!

    Me llamo Zoltán Bota, soy amigo de Ágnes Golenya Purisaca. Hace solamente alrededor de 2 meses que he empezado yo también sumergirme en este tema de la Cueva de los Tayos y todo alrededor de Móricz János. Ocurrió este después de haber atentido a una de las presentaciones de Ági sobre su viaje a Ecuador y Peru a fines de 2010 hasta el marzo de este año. También he visto grabaciones contigo y con otra gente que se dedica a este tema en Ecuador (Rafael Calderón, Dr. Peña, entre otros).

    Esta vez, te deseo adjuntar algunas observaciones y aclaraciones acerca de los tableros que vienen por arriba. Una característica común de estos tableros es que en el idioma húngaro es bastante difícil el uso de las tildes y claro que en los teclados españoles no se encuentran las letras especiales húngaras… La mayoría de las correcciones se debe a eso.

    1. Análisis Lexicogenético Sumerio-Magyar-Shillipanu

    En vez de UR, la forma correcta es ÚR.

    La Luna podría ser HÓD en el húngaro arcaico, eso no lo sé, pero en el magyar de hoy se refiere a un animal, el castor, el que construye murallas de madera en los ríos para poder acumular el agua y construir sus “castillos”, viviendas. La Luna hoy se dice HOLD en húngaro.

    En vez de “Ormányság”, esta región del país se escribe “Ormánság”.

    La palabra “kajsza” significa “inclinado” también y se usa aún hoy en día en el campo, en ciertas regines de Hungría.

    El “camino” se escribe “Csapás” en vez de “Csápás” y significa más bien “sendero” más bien un sendero estrecho donde los se mueven los animales salvajes en un bosque.

    2. NOMBRES HUNGAROS ANTIGUOS Tiempo de Arpad

    La palabra “Bolt” significa preferiblemente “tienda”.

    3. Análisis Lexicogenético Sumerio-Secoya-Shillipanu

    El abdomen es “Altest” en vez de “Altesit”.

    En vez de “Meh”, “Mehkás” las formas correctas son “Méh” y “Méhkas”, la primera es la misma abeja y la segunda es la colmina que ellas construye como vivienda y lugar para guardar la reina y acumular la miel.

    La palabra “abierto” se escribe con “í”, así: “Nyílt”.

    En vez de “őzinte”, la forma correcta es “őszinte” (honesto).

    La forma correcta es “Anyóka” en vez de “Anyoka”.

    La forma correcta es “Nagyapa” en vez de “Nahyapa”. “Nagyszülők” son los abuelos, ambos. La letra “k” es el signo del plurar en el húngaro.

    La forma correcta es “Világos” en vez de “Vilagós”.

    Atentamente,

    Zoltán

  3. Tayos Cave Man

    Gracias Zoltan, me gustaria estemos en contacto via email

  4. Tayos Cave Man

    Saludos Zoltan, me gustaria estar en contacto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: