ECUADOR, País de Misterios

Cuando conocimos el trabajo de Carlos Villamarín Escudero, lo primero que nos impresiona es su afirmación de que !La escritura nació en los Andes ecuatorianos!, porque es justamente la teoría que venimos defendiendo, y que de paso no somos los primeros en hacerlo, ya que  dicha investigación es sustentada en los postulados de Ruth Rodríguez Sotomayor, Héctor Burgos Stone, Juan Móricz, Dick Ibarra Grasso, entre otros.

Villamarín dice, que probablemente el europeo pondrá el grito en el cielo para defender la supremacía de su cultura frente a la de sus ex colonias indo-americanas en el momento de que fueron conquistadas. Y posiblemente fue así, pero mucho tiempo antes de la invasión, sí existió en América culturas muy avanzadas. La prueba de ella está patente.

Fue una gran sorpresa hallarnos ante la investigación de este erudito ecuatoriano, novelista, folclorista, filósofo, quien regenta el sitio.

http://www.paisdeleyenda.com/

Donde nos habla específicamente sobre este país, y nos muestra sobre la geografía mágica, las leyendas, historia, política e investigaciones sobre civilizaciones desaparecidad.

Sobre el origen de la escritura en Amérika, Carlos Villamarín en su artículo “Escritura Precolombina” señala lo siguiente:

“Se ha dicho hasta la saciedad que el hombre americano, anterior a la invasión europea, carecía de dos herramientas decisivas que procurasen el progreso de su sociedad: la rueda y la escritura. De ahí su manifiesto retraso frente a los pueblos que sí contaban con ellas”.

“Es necesario recalcar que el conocimiento de la escritura, que al iniciado le confiere posibilidades intelectuales ilimitadas, ha sido el factor determinante para el engrandecimiento cultural de las sociedades que han disfrutado de tal privilegio. Las ciencias, el arte, la historia y el pensamiento mismo progresaron aceleradamente a partir del advenimiento de la escritura, ¿cómo pretender negarlo? Por tanto, es inconcebible suponer que el esplendor de las más conspicuas civilizaciones de la antigüedad, como por ejemplo, de China, de Mesopotamia, de Persia, de Grecia y de Roma, hubiese tenido lugar si sus políticas no se hubieran servido de la experiencia acumulada durante mucho tiempo y recogida en anales cada vez más enriquecidos. Asimismo, sin una detallada relación escrita, bien poco habríamos conocido de ellas”.

  ” Partiendo de estas premisas, no resulta difícil comprender el porqué del exitoso desarrollo de los pueblos precitados. El conocimiento de la escritura les volvió auténticos magos a sus hijos, quienes, valiéndose de complicados cálculos matemáticos y, por cierto, de su prolífera inventiva, realizaron verdaderos prodigios en el campo de las artes y las ciencias, que aun hoy nos causan asombro. Sin embargo, lo que sí resulta difícil de entender, que confunde y desconcierta, es cómo las civilizaciones de América precolombina, a las que se las niega la invención de una escritura más compleja que la ideográfica, consiguieron progresos técnicos y científicos tanto o más que sus sucedáneas asiáticas y europeas de la misma época. Los conocimientos que tenían ellas de los cielos (por citar solo un ejemplo), superaban en mucho al poseído por ciertos astrónomos modernos. ¿Cómo consiguieron semejantes portentos aquellos semisalvajes, sin el aporte de las matemáticas y de una escritura objetiva que permitiera una fácil comunicación de las ideas y la posibilidad de aprovechar el fruto de la asimilación de elementos anteriores? ¿Acaso los eruditos no han sostenido y sostienen el aserto de que el hombre americano precolombino se hallaba enquistado en la edad de piedra cuando le dominó el europeo?     ¿Una conspiración para ocultar la verdad?     Todo hace presumirlo así. Pues, de otra manera, el peso de las evidencias habría gravitado en la decisión de la comunidad académica para emprender una prolija investigación sobre un caso que ha demandado siempre inexcusable atención. ¿Sin duda, espera ella a que desaparezca en silencio todo vestigio de una cultura que dejó testimonio escrito de su brillante trayectoria? Es posible. Pero, afortunadamente, sus huellas se resisten aún a desparecer.

Hemos intercambiado gran cantidad de información y justamente, Carlos Villamarín nos ha autorizado a reproducir y difundir su descubrimiento de las COLUMNAS DE TANGÁN, cuyas fotos y video reproducimos más adelante. En ellos puede evidenciarse Columnas o pilares tallados en la roca viva con dimensiones exactamente iguales entre sí, que  no pueden ser más que elaborados artificialmente.   Enormes columnas pétrea construidas con varios bloques de gran tamaño que para moverlos, prepararlos y acomodarlos en su lugar adecuado hacía falta la fuerza de verdaderos gigantes. La base de estas columna pesan sin duda varias toneladas y ellas mucho más. Cómo las levantaron es algo que se escapa a nuestra imaginación.

Carlos nos cuenta: “El camino resulta un poco más complicado de lo que parece, aunque la distancia  es corta y la mayor parte del trayecto carrozable, un buen trecho del recorrido hay que practicarlo por un empinado y cerrado chaparral. Pero, eso sí, vale la pena el sacrificio. Dicho lugar es de lo más misterioso, pues entre los cientos, o quizá miles de columnas asfálticas, existe una erguida y otra yacente y destrozada, que indudablemente son artificiales. Bueno, al menos es eso lo que parece. Pero aquello no es todo. Si se ha de creer al propietario de aquel lugar, en una de sus grutas encontró él mismo dos momias antropomorfas con una asombrosa particularidad: ¡tenían dientes del tamaño de los dedos de una persona adulta! Ante mi incredulidad, el mencionado sujeto insistía en mostrarme al menos dichas cuevas. Me hallaba yo bastante cansado y decliné tan magnánima invitación”.

Agradecemos a Carlos por la gentileza de cedernos las fotografías que ilustran el artículo, y confiamos en continuar en un futuro cercano con la investigación de las construcciones megalíticas, las momias de gigantes, los hallazgos de arqueología prohibida, en este Ecuador, nuestro país, país de misterios.

® Tayos Cave – Manuel Palacios (Texto y Fotografías), 2012. Por permiso especial de Carlos Villamarín

® Carlos Villamarín Escudero (Video, Texto y Fotografías), Extractos del libro ” Los habitantes misteriosos”,  su reproducción total o parcial, sin previa autorización de sus autores, está terminantemente prohibida. Lo protege y ampara la ley internacional de Derechos de Autor

Categorías: Palacios | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “ECUADOR, País de Misterios

  1. Asi es hay una conspiración para minimizar a los nativos indigenas, para asi “justificar” el genocidio, cometido por los famosos judios sionistas que financiaron el viaje a “el paraiso” esta tierra que tenia seres humanos con igual capacidad que el resto de los humanos, es más los nativos, al ser humanos, comparten muchas cualidades y pensamientos yo diria universales en todo ser viviente, lo que más asombro es su capcidad para convivir con la naturaleza, y el conocimiento astronomico que tenian lo usaban al cielo como “mapa para viajar” de un lugar a otro, se dice que si conocian europa, africa, y asia, hay relatos de gente o marinos que encontraban ocasionalemtne hombres mujeres y embarcaciones diferentes en los mares del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: