HUANCAVILCAS, ODONTOLOGÍA EN LAS COSTAS PRECOLOMBINAS ECUATORIANAS.

logo_ODONTO

¿Se puede hablar de odontología prehispánica? Pues en realidad les digo que sí y no, depende desde el enfoque en quien  lo mira. Existe una gran polémica en cuanto al origen de la odontología. De manera científica evidente la ciencia odontológica nace formalmente  en el año de 1840, cuando Horace Hayden y Chapin Harris crean la primera escuela de odontología en Estados Unidos. Sin embargo, previo a la instauración de esta rama de las ciencias médicas, el hombre de la antigüedad incursionó de manera activa en la cavidad bucal de sus contemporáneos realizando numerosos procedimientos dentales. Por inercia nos han vendido la idea de que solo las culturas más “adelantadas y antiguas” dominaron áreas del saber como la medicina, arquitectura etc. Los egipcios son reconocidos por trabajos dentales tales como obturaciones (calces) con cera de abeja, los etruscos por la confección de prótesis dentales con hueso tallado, los pueblos mesoamericanos con inlays únicas  y múltiples a base de piedras preciosas y semipreciosas (haciendo alusión a todas las naciones no solamente a los mayas) y así numerosas civilizaciones del mundo antiguo. Retomando la pregunta del inicio, a mi humilde consideración, no es atrevido hablar de odontología prehispánica, aunque la rama odontológica no hubiese nacido científicamente en aquellos tiempos. Existe un criterio dividido entre los odontólogos, algunos dicen que todas aquellas prácticas  dentales no eran odontología porque no existía como ciencia per se. Pero pregunto (porque la lógica así me lo demanda) ¿sino era odontología entonces que eran aquellos procedimientos? Se conoce que los hombres antiguos para guarecerse de los elementos de la naturaleza construían casas o viviendas rudimentarias, ¿no era eso arquitectura primitiva? Se sabe que aquellas personas sembraban alimentos para cumplir con las demandas alimentarias de sus comunidades, ¿no era eso agricultura primitiva? El hecho de que  esas ciencias no existieran formalmente como tal, no implica que estas prácticas ancestrales y que están vinculadas a diversas ramas del saber hoy en día no podían ser tales, porque no estaban cobijadas bajo el techo de lo académico como se acepta hoy en nuestro mundo.

Image

Pero ¿sabía usted que en el Ecuador precolombino también existieron trabajos dentales? En base a la evidencia arqueológica ecuatoriana, se ha identificado que los pobladores de la costa precolombina ecuatoriana tuvieron la destreza y conocimiento necesario para llegar a realizar trabajos dentales de naturaleza y sincronización milimétrica. El pueblo Huancavilca fue una cultura que se desarrolló en el país entre el año 500 y 1534 de nuestra era, se asentaron en  la región costera de Guayaquil, chongón colonche hasta la isla puna. Fue una cultura bastante adelantada. El dominio en las técnicas de la navegación les hizo famosos, fueron prolíficos agricultores, artesanos y demás. Los huancavilcas intervinieron en la odontología primitiva mediante múltiples modificaciones dentarias. A criterio personal las he clasificado en base a la evidencia arqueológica e histórica en:

  1.  INCRUSTACIONES.-  con la creación de cavidades y su posterior obturación con oro fundido y moldeado de acuerdo a la forma de la cavidad elaborada.
  2. TALLADOS SELECTIVOS: Labrando alguna porción del diente intervenido con el objeto de plasmar diversas formas geométricamente inteligentes y estéticamente armónicas.
  3. MUTILACIONES: Cercenando o cortando parte de un diente, sin un patrón aparente de armonía ni medida.
  4. EXODONCIAS: Extracciones de ciertos dientes –según crónicas históricas, estas piezas dentarias  no necesariamente estaban en mal estado (Zárate 1555, Pedro de Cieza 1541,cronistas de la colonia)

Dentro de las modificaciones dentarias o trabajos ancestrales  dentarios realizados por los Huancavilcas, llama poderosamente la atención las incrustaciones de oro que realizan en sus dientes anteriores superiores e inferiores con mayor incidencia en los superiores. La elaboración de una cavidad en el espacio tiempo en que se desarrolló ésta   cultura es simplemente desconcertante. Recuerdo al lector, que el esmalte dentario es el tejido de mayor dureza en el cuerpo humano. Perforar un diente en la actualidad no es tarea complicada con la ayuda de un aparato rotatorio que gira a 300.000 a 500.000 revoluciones por minuto, con el empleo de una fresa diamantada (instrumento cortante) y unas 60 libras de presión seria una empresa bastante fácil de cumplir y de poco esfuerzo. Pero en ese tiempo no existía electricidad, ni compresor ni ningún medio moderno como los que se cuenta hoy en día. ¿Cómo se pudieron realizar cortes tan perfectos, con elementos o herramientas primitivas? Los cuerpos áuricos empleados como material obturador en dichos dientes podían ser únicos o múltiples y abarcaban la cara facial de los dientes, generalmente su forma era redondeada sin embargo, existe evidencia de una innovadora técnica inlays que estaba representada por incrustaciones de oro de forma netamente rectangular de ángulos continuos y lisos que estaban dispuestos sobre cavidades idénticas a las formas de las laminas de oro que se emplearían para emparejar el desgaste dentario plasmado. “La coincidencia” -refiriéndome a la relación de concordancia y no circunstancias ligadas al  azar- entre el cuerpo obturador y las cavidades obradas es de una magnífica sincronicidad, tanta que ha durado hasta nuestros días para ser apreciada después de varios siglos. La escasa discrepancia entre la obturación y la cavidad es asombrosa. Aparentemente y por el contrario de las incrustaciones mesoamericanas, estos trabajos dentales ecuatorianos no estaban adheridos con ningún agente cementante, y entraban por así decirlo a presión. El Dr. Guillermo Mata Amado (eminencia en el estudio de la odontología prehispánica mesoamericana) asegura que se ha encontrado evidencia confirmada por estudios químicos de que las incrustaciones en Mesoamérica estaban pegadas en el nicho dental elaborado por una combinación de elementos semejantes a los cementos utilizados en la odontología moderna.  Siendo tan adelantada la arqueología mexicana, no ha podido a ciencia cierta determinar cómo los pueblos mesoamericanos realizaron cortes y perforaciones, sin embargo, se debe decir que se ha preconizado posibles métodos de perforación. En el Ecuador también se desconoce.

  Según crónicas de la colonia otra de las costumbres y prácticas dentales realizadas por los Huancavilcas estaban dadas por las extracciones intencionales de los incisivos superiores por razones estéticas y religiosas. Los patrones estéticos varían de acuerdo a criterios sociales y etnológicos. Estos patrones están sujetos al campo de lo apreciativo y no necesariamente son compartidos por todos. Se dice que la belleza es subjetiva, cada persona aprecia distintos aspectos de la belleza y de la misma forma hace de ellas agradables o no para sí mismo. “Lo que para mí es bonito, quizás no lo sea para usted”. En los tiempos actuales  esta práctica resultaría extremadamente descabellada pero para ellos no. Existe evidencia histórica de que lejos de parecer una práctica inútil, la misma está relacionada a un factor religioso pues al parecer… ese sacrificio era ofrendado para satisfacción  de los dioses. 

Al parecer nuestros pueblos americanos no fueron tan incivilizados como nos los pintan, por el contrario fueron grupos humanos que dominaron su entorno y recursos para su evolución y demandas propias. América es un vasto continente con historia y misterios que aún esperan ser desenterrados entre pedregones escondidos que guardan celosos a los aventureros interesados en un ancestral y glorioso pasado… 

 

 

CREDITO DE IMAGEN: FONDO ARQUEOLÓGICO DE GUAYAQUIL, MUSEO ANTROPOLÓGICO Y DE ARTE CONTEMPORÁNEO MAAC. Ministerio de cultura del Ecuador.

Autor: Fernando Pérez González.

Estudiante de odontología. Facultad piloto de odontología de la universidad estatal de Guayaquil.

Fuentes:

MENÉNDEZ, C. A. ( 1995). NUESTRAS RAICES GUANCAVILCAS. GUAYAQUIL: CASA DE LA CULTURA ECUATORIANA BENJAMÍN CARRIÓN, NÚCLEO DEL GUAYAS.

MATA AMADO, ACTUALIZACIÓN SOBRE LOS CONCEPTOS DE ODONTOLOGIA PREHISPANICA EN MESOAMERICA, 1994

SAVILLE, M. E. (1919). “AMERICAN ANTROPOLOGIST”. BROOKLYN: AMERICAN ANTHROPOLOGICAL ASSOCIATION.

ODONTOMARKETING.COM

AGENCIA  ABC- ESPAÑA-

INVESTIGACIONES PRIVADAS Y CRITERIOS DEL AUTOR.

Categorías: Uncategorized | 4 comentarios

Navegador de artículos

4 pensamientos en “HUANCAVILCAS, ODONTOLOGÍA EN LAS COSTAS PRECOLOMBINAS ECUATORIANAS.

  1. Fernando Perez

    interesante la representación este es un fresco muy polemico, durante anos Marshall E. Saville lo uso como referencia de como eran los trabajos dentales precolombinos en ,mesamerica, sin embargo…estudios posteriores aseveraron que de ninguna manera era la representación gráfica de un trabajo dental y mas bien corresponde a una posible ofrenda de sangre. los mayas de sangre real ofrecian su sangre a los dioses cuando la tierra estba sedienta x falta de lluvias mediante la perforacion de la lengua o el pene de un personaje de linaje noble. yo soy partidario de esta segunda opción, desde el punto de vista práctico esa postura no es viable para ningun procedimiento dental, aunque fuese primitivo.

  2. Pingback: La Medicina en América antes de los europeos (I) | franciscojaviertostado.com

  3. Pingback: La Medicina en América antes de los europeos (II) | franciscojaviertostado.com

  4. Rodrigo barahona

    Existía cultura Mesoamericana, antes de la llegada de los Españoles y de los Europeos en general y nuestros investigadores lo demuestran felicitaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: