CRONICAS DE GIGANTES

Empezando el 2014, tenemos muchas sorpresas que se han ido concretando desde el año pasado. Entre ellas que el equipo de investigación se ha ido poco a poco acrecentando y tenemos a parte del Dr. Fernando Pérez, a Rito Banderas, y a mi padre Andrés Palacios Peña, quien está colaborando activamente con el mapeo y análisis geomorfológico del área de las estructuras aparentemente piramidales de Llanganatis.  También hemos contado con la activa colaboración de Raymond Román Maugé, destacado investigador ecuatoriano, quien en el 2001  publicara Enigmas del Ecuador. Como he criticado apasionadamente, los americanos somos prestos en reconocer las influencias foráneas pero lentos en reconocer las internas. Por tal motivo me he dispuesto, en señal de aprecio a su trabajo investigativo, que ha servido como referente en más de una ocasión, a publicar uno (que no será el único) de sus artículos; en esta ocasión el denominado: Crónica de Gigantes. (M. P. Tayos Cave)

 

1483917_10202588521338873_698212586_n

¡¡Gigantes, gigantes que caminasteis sobre la  faz de la Tierra !!

¿Son solo leyendas las que nos traen noticias de esos seres inverosímiles? Todos los libros llamados  sagrados nos hablan de su existencia. A lo largo de todo el mundo se han encontrado sus restos, lo que implicaría que no solo eran fábulas sino realidades.

En el actual territorio del Ecuador su recuerdo está presente en crónicas antiguas y testimonios modernos. Veamos algunos ejemplos.

La leyenda más conocida es la de los gigantes de Santa Elena (Sumpa), que arribaron en balsas a las costas de Manabí y Santa Elena no se sabe de dónde. Hombres solos que asolaron a sus pobladores y devoraron sus alimentos. Finalmente fueron exterminados por un fuego sideral.

El cronista Gabriel Pino Roca creía en la tradición de los gigantes, porque habian tantos testimonios de gente confiable como el de Agustín Zarate que calculaba en 8 varas su altura, la boca era  como la circunferencia de grandes toneles para el depósito de agua dulce. Un dedo tenía el grueso de un mangle medio.   El padre Oliva tuvo en sus manos varias muelas de 14 onzas encontradas en 1550 en Santa Elena.   El gobernador de Manabí en la Real Audiencia  Juan de Olmos ordenó se excavaran varios túmulos funerarios, habiendo dejado constancia del descubrimiento de grandes osamentas, costillas y cráneos  el intelectual español Francisco Coreal.  El sargento mayor Juan del Castillo Cabeza de Vaca presentó en Quito en 1736 una colección de huesos donde había una muela de 5 libras y una quijada que fue certificada en Guayaquil.

En el año 1735 en Guano (Chimborazo), mientras construían una casa, albañiles descubren un cementerio con 4.000 osamentas y donde resaltaba un gran esqueleto gigante, cuya cabeza tenía las cavidades oculares del tamaño de un palmo y los dientes del grueso de tres dedos. Miles de personas lo vieron entre ellos el corregidor y el padre Juan de Velasco siendo muy joven.

Eric Norman relata que en 1928, mientras unos trabajadores detonaban una montaña para la construcción de un túnel para los ferrocarriles centrales del Ecuador, quedó al descubierto una caverna donde aparecieron  varios ataúdes con esqueletos humanos gigantes de más de 2.50 m. Los restos fueron enviados a una Universidad de donde desaparecieron. De Graff menciona que dos exploradores norteamericanos  caminando por un sendero en Yasuni encontraron huellas  frescas de un hombre gigantesco que los impresionó.

Loja es un lugar misterioso donde se han encontrado restos de gigantes. En 1965 se descubren los restos de una giganta de 7 m en la zona de Changaimina (Gonzanamá), los restos estaban custodiados por el padre Carlos Vaca, quien cada año lo armaba y colgaba desde una viga para exponerlo en las ferias de la zona. Diversos testigos han tenido en sus manos estos restos, como el Dr. Gerardo Peña Matheus que en los años sesenta junto a Juan Moricz  visitaron el lugar. Peña quedó profundamente conmovído al contemplar la mitad  inferior de la cabeza del tamaño de una paila.  Juan Moricz el descubridor oficial de las míticas cueva de Los Tayos mencionó que existen varios lugares donde estos gigantes han dejado sus rastros como; Quinara, Yangan  y Los Tayos.  Explicó también que él ha visto varias urnas de cristal donde se conservan seres gigantescos dentro de la cueva de Los Tayos y uno de ellos estaba cubierto de polvo de oro para preservarlo. Según Guillermo Aguirre  en Buenos Aires se conservan restos óseos de una giganta que Moricz llevo a ese país.  Se conoce también la existencia de un verdadero cementerio de gigantes en la población de Guariñusuma conocido curiosamente como el “cementerio de los dioses”.

Luis Alberto Borja comenta que en Guano  se han encontrado restos de un maxilar inferior y fragmento de un cráneo de un gigante de 3.50 m de altura. El cree que perteneció a una raza llamada los Condorazos que poblaron esta región de América y llevaron la cultura a todo el mundo.

La última expedición a las Cuevas de los Tayos nos ha dejado  evidencias en videos, de imágenes en las paredes subterráneas de esas  misteriosas cuevas. La expedición Tayos  Teleamazonas  2010 que llevó a varios  investigadores entre los cuales estaba el epigrafista Manuel Palacios,  quien tomo varias imágenes impresionantes,  donde aparecen  rostros de seres extraños y gigantescos de más de 7m de altura.  Confirmando anteriores relatos de otros  observadores como el Dr. Gerardo Peña, Sr. Gastón Fernández y el Ing. Jaime Rodríguez.  Así mismo hay testimonios de  exploradores del Grupo RAMA que vieron huellas humanas gigantes dentro de la cueva en 1993.  Como información complementaria a este articulo cabe mencionar los testimonios sobre huellas petrificadas humanas y en algunos casos huellas gigantes que varios cronistas antiguos consignaron como; el padre Juan de Velasco en la llanura de Callo (Latacunga) quien observo una huella petrificada  perfectamente preservada. El historiador González Suarez quien según la leyenda de San Bartolomé,  habla de un apóstol blanco que camino por la sierra  en tiempos lejanos dejando muchas huellas esparcidas como las  8  huellas  petrificadas en la antigua ciudad de Ambato. O como  José  María Coba Robalino historiador ecuatoriano, quien puso su pie sobre un “pie grande” en una piedra  que parecía un púlpito cerca de Cutsatagua.   Mientras Sergio Sotomayor un coleccionista de fósiles lojano me informó que en Macará (Loja) existe una pisada humana gigante petrificada ¿ Que podemos pensar de tantas evidencias ?  Que hombres gigantes caminaron sobre el territorio de lo que  hoy es El Ecuador. Hay huellas  y osamentas que esperan ser descubiertas.

Ante tal cantidad de relatos  quedan pocas dudas de la existencia de seres gigantes  en tiempos remotos.  Estos datos  desafían las cronologías establecidas,  ya que una huella  demoraría miles  sino millones de años en transformarse en piedra. Lo que pasa es que como no hay instituciones interesadas en investigar y certificar estos hallazgos, quedan como leyendas. A los llamados investigadores “serios” no les interesa  estos temas, cuando deberían ser tomados en cuenta. Queda en cada uno de nosotros investigar estas informaciones  y aportar con nuevas evidencias  a  estos enigmas del Ecuador

 

Ing. Raymond Román Maugé

Guayaquil, 24 de diciembre de 2012

Bibliografía y Videos.

1.- Los Condorazos, Luis Alberto Borja. Argentina. 1954

2.- Video, Caminando entre Gigantes,    Manuel Palacios. Expedición Tayos Teleamazonas 2010.

3.-Enigmas del Ecuador,  Raymond Román Maugé.  Ecuador. 2001.

4.-Tayos,  Gerardo Peña Matheus . Ecuador. 2011

5.-Lirico y Profundo,  Guillermo Aguirre. Argentina . 2010

6.-Video,  Jaime Rodríguez. Guayaquil.  2002

7.-Dioses, demonios y Ovnis,  Eric Norman. México .1970

8.-La nueva Historia de Los Andes tomo I,  Germán Rodríguez Flor.  Ecuador .2000

9.-Revista Patria Año III,   Gabriel Pino Roca. Ecuador .1908´

10. Cazadores de cabezas en el Amazonas, De Graff. Argentina .1948

11. Antología del folklore ecuatoriano, Paulo de Carvalho. 1994.

Categorías: Uncategorized | 3 comentarios

Navegador de artículos

3 pensamientos en “CRONICAS DE GIGANTES

  1. The existence of Giant beings is astounding and real! I am grateful to Manuel for sharing this information to us that have been doing research on giants in the Americas. Here in North America the existence of giants is something that mainstream academia ignores and argues that giants were nothing more than men of above average height in regards to the shorter Europeans that first settled North America; that the stories of large giants, with huge heads, teeth and huge limbs is a fable. I am very grateful to see this publication from your country.

  2. Anónimo

    me gustaria conversar o tener contacto con alguien porque yo se `por testimonios de personas que habitan en san lorenzo de manabi-ecuador que alli tambien encontraron esqueletos de una pareja de gigantes y se los llevaron segun ellos unos extranjeros rubios y nunca mas se supo de ellos…..dejar respuesta de como contactarnos con uds.

  3. Raymond Roman

    soy Raymond Roman Maugé mi faceboock es mentes libres . y correo rayroma@hotmail.com. vivo en Playas Villamil en la provincia del Guayas. si quieres comentar sobre lo de San Lorenzo. o poder encontrarnos un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: