Chongonanu el BIG FOOT ecuatoriano

 

Por Manuel Palacios V. Tikaro

Prohibida la reproducción total o parcial

 

Desde hace aproximadamente 2 meses, y con frecuencia quincenal, con el apoyo del Ing. Carlos Correa y su empresa ONSOL Group; se ha llevado a cabo el ciclo de Conferencias “Amerika; mas allá de lo establecido”. En estas conferencias se han difundido investigaciones de primera mano, de investigadores de renombre y algunos injustamente desconocidos, trabajando de forma independiente. Se ha abarcado la etnomedicina y el uso de la ayahuasca como vía de iluminación, la apiterapia y el manejo del dolor, investigación metodológica en la ufología, neoarqueología y criptozoología.

AMERIKA-AFICHE

Sobre este último campo, tuve el agrado de invitar al Blgo. Gustavo del Rosario Ortiz, amigo desde hace algunos años, y un poco reacio a compartir públicamente su investigación. Y no es por que carezca de elementos objetivos, sino porque a decir del investigador, no quería se vinculara su investigación en criptozoología con su actividad profesional como biólogo, con 13 años de experiencia como jefe de proyectos de cultivo y reproducción de fauna ictiológica tropical, consultor científico para diferentes Instituciones y empresas privadas, etc.

En estas últimas actividades es como recuerdo haber conocido a Gustavo, aproximadamente 5 años atrás,  a través de un amigo en común, cuando compartimos actividades en la amazonía ecuatoriana mientras nos dedicábamos a la recolección e investigación de peces nativos de la amazonia ecuatoriana, y la potencialidad de la Arapaima gigas, o Paiche, uno de los peces de agua más dulce más grandes que existen.

Me quedé gratamente sorprendido con la seriedad, pasión y objetividad con que Gustavo, ha emprendido la investigación del “Pie Grande o Big Foot ecuatoriano”, al que por mis conocimientos de lingüística precolombina me he permitido llamar “Chongonanu“, que en lengua guancavilca sería algo así como “Sombra de Chongón”, en relación a la inmensa área geográfica comprendida entre las provincias del Guayas y Santa Elena, mucha de la cual aún en pleno siglo XXi, permanece inexplorada; y que es el área principal de investigación del biólogo guayaquileño.

 

Gustavo, en la conferencia gratuita, dictada el 3 de diciembre y a la que sólo asistieron 7 personas (la mayoría ya está en Modo Navideño: On), inició la charla diciñendonos  como había comenzado su interés en el tema. Cuenta que contaba con 12 años y se encontraba en el río Chila en una calurosa tarde del invierno tropical.  Habían otras personas, pues el lugar era frecuentado por lugareños, cuando de pronto, del otro lado del río, a una distancia donde eran fácilmente reconocibles, aparecieron tres individuos de apariencia humana y de intensa mirada. Ante esta aparición, la mayoría de las personas huyó despavorida con el grito de: “Los sarvajes” (alteración fonética común en las zonas rurales de la costa ecuatoriana). Mientras Gustavo permanecía atónito, casi hipnotizado por la intensa mirada de los individuos a los que identificó como un macho que llevaba una cría a cuestas, y una hembra de menor tamaño que lo seguía. Esa experiencia única y cercana sería el inicio e inspiración no solo de una pasión, sino de una profesión. Recalco, no es la única y aíslada experiencia del investigador, con quienes hemos podido conversar de al menos 3 casos de investigación en criptozoología, en las que está empleando su criterio científico y apoyándose en ciencias afines para encontrar una explicación.

 

Maricoxi

En la actualidad su investigación está enfocada en un area de  aproximadamente 3.500 Hectáreas de la cordillera Chongón-Colonche, y áreas aledañas, que coincidiría en su parte occidental con el área que el investigador Román expone a continuación.

De acuerdo al investigador Ing. Raymond Romàn Maugè, autor del libro Enigmas del Ecuador (Guayaquil, 2001) en el artículo “Leyendas del hombre-mono”, publicado en este mismo blog, nos dice al respecto:

“Estando en Manabí con unos amigos, surgió un tema interesante: las leyendas de hombres monos. Conocía historias en Canadá, USA e Himalayas, pero en Ecuador había poca información. En la conversación comentaron que un viejo cazador  tuvo un encuentro con un ser  en las montañas de Salango, sesenta años atrás. Explorando los bosques oyó un aullido desconocido que él respondió. De repente estaba frente a un hombre peludo  desde la cara hasta los pies. Este ser lo atacó pero gracias a sus  perros  salvò su vida.  Logró machetearlo dándole muerte al ser, conocido como El Salvaje”.

“El Dr. Hector Burgos Stone, me narró  hace treinta años que unos amigos suyos, cazando en las montañas de Manglaralto, dieron con una cueva donde habían piedras  amontonadas, tensos  esperaron escondidos cuando de repente aparecieron dos hombres simiescos   que emitían gruñidos. El psicólogo Marcos Preciado que trabajó varios años por la zona, cuenta que los pobladores de Manglaralto hablan del “sin desgonce” un ser  peculiar por su andar que se comunica por silbidos. En los Andes  también hay  leyendas. Así en Azuay y Loja se lo llama Zhiro o Azhiro  por el tono gris de su pelaje. Acostumbra  raptar personas  llevándolas a zonas apartadas”.

“El investigador José Yaguana explica  que hace años en un  pueblo de Loja,  mientras una joven lavaba en una quebrada apareció el Azhiro y la raptó. Años después apareció la mujer desnuda con dos hijos pequeños en el pueblo. La mujer huyó de su cautiverio dentro de una cueva. También ha sido visto por la laguna de San Marcos en Cayambe, llamándoselo “Dan Dan”.  En el volcán Pululahua conservan la leyenda del pie grande. Mientras Tony Balseca  menciona noticias del hombre mono en las inmediaciones del Altar y su abuelo le contaba que a inicios del siglo XX  los colonizadores de tierras en el Puyo lo veían  cuando tumbaban los bosques.  Angeles Flores visitando las cavernas de Jumandi en el Napo, comenta que la gente habla de un hombre gigante y peludo como el  Yeti.   En Juana María en el Coca se menciona a un hombre mono  de 2 metros que vive en las montañas. De Graff escribe que por los años 40 en el Yasuni,  exploradores norteamericanos encontraron huellas frescas de un ser gigantesco. Mientras que el investigador Germán Rodriguez  cree  son criaturas de antiguas razas humanas, los últimos lemúridas gigantes  que aún habitan zonas despobladas y boscosas de América .

 

 

 

Joaquín Gallegos Lara en su relato “La salvaje”, ha recopilado información interesante sobre un espécimen femenino, dejemos que el autor nos lo refiera:

“Viviña tenía ganas de conocerla. Se burlaba de todas las historias sin creerlas. Esta le daba el atractivo del incitante sensual: la Salvaje raptaba a los hombres. Se los llevaba al monte. A tenerlos de maridos. (..)

La describían con una mezcla de temor y de procacidad:

— ¡Es güeña, caracho! ¡Izque le relampaguean los ojos pior que ar tigre! ¡Tiene unos pechotes! Y es peludísima. Pero er cristiano varón que cae en su mano no vuerve más nunca pa lo poblao. Y ej imposible seguiste er rastro: tiene los pieses viraos ar revés…

 

Sobre lo anteriormente relatado por Gallegos Lara, que no es sino una recopilación de la tradición oral viva, y que aún se mantiene, la información de Román Maugè, la del mismo biólogo Gustavo Ortiz (que no se ha reproducido sino una mínima parte), más investigación personal, tenemos algunos datos:

1.-  Son individuos homínidos, de tez un poco oscura y cubiertos de abundante vello, de ambos sexos. En los avistamientos registrados, se los ve agrupados de a 3: macho, hembra y una cría indefensa que requiere de todo el cuidado de los otros.

2.- La talla de los especímenes ecuatorianos sería diferente a la de lo investigado en Estados Unidos. Un promedio de 1,60 mts para los individuos masculinos lo situaría en la categoría del Hibagón (En Japón, cerca a Hiroshima). En Nueva Zelanda está el Moehau y el ártico el Toonijak de los esquimales. En China el Yereen, o los Almas de Mongolia, de los que se registra la captura de un espécimen vivo a principios del Siglo XX por el anatomista animal V.A. Khakhlov. Un texto de 1430  que el  investigador Myra Shackley encontró en Munich, se habla sobre un ser de similares características avistado en Tien San, cadena montañosa que sirve de frontera de china hacia el occidente.  En Amerika, el Sacharuna (en quechua, hombre de la selva, en Ecuador), el Caragua (Paraguay), el Vasitri (Relatado por A. Von Humboldt) y el Maricoxis de la zona amazónica,  y el Chongonanu, por nombrar algunos.

3.- Su elevado peso (aproximadamente 150 kg) hacen que se pierda el arco en las pisadas registradas, dando la impresión de que tiene los pies hacia atrás. Estas pisadas han sido asociadas en América del Sur a la presencia de seres mitológicos como el Tintin, el chuzalongo, y a otros asociados a las Cuevas como el Ibunche entre la cosmovisión Mapuche, y el Iwianchi entre los shuar.

4.- Los testigos alrededor del mundo hablan de que silban. Esto en Ecuador ha sido llamado el “silbido del diablo”, pero según la investigación del Blgo. Gustavo Ortiz, se trataría de una especie de sonido-reclamo con el que llamarìan a sus presas. Lo evidenció con venados en cuarentena, en la zona del  Bosque Protector Cerro Blanco en Guayaquil, cuando inme3diatamente luego de escucharse el particular sonido, los animales enloquecían y buscaban como enloquecidos saltar las cercas de protección donde se encontraban para acudir al llamado.

5.- Construyen cubiles o refugios en zonas inaccesibles de la montaña o en cuevas,  que a ojos no experimentados pasan desapercibidos. Y que consisten en un espacio en el cual de forma antinatural se han apilado troncos y ramas para hacer una especie de techo. Gustavo encontró además, como confirmación que en un área circundante los individuos entierran sistemáticamente frutas (lo cual era y es una costumbre que a veces se usa para conservar ciertos alimentos); trozos de carne (aunque no se precisó si era cocida o seca), así como excrementos, hablan de comportamientos muy parecidos a los seres humanos.

 

6 .- Rehuyen, al igual que los denominados grupos no contactados, cualquier tipo de acercamiento de y hacia los seres humanos

7.- Los casos en los que se los ha visto merodeando casas en áreas rurales cercanas a su hábitat, es debido a que en estas casa habitan mujeres u hombres de apariencia similar, o sea cejonas, velludas y de largos cabellos.  El Biólogo Gustavo Ortiz refiere en este último caso a que son acosadas por el tintin o el duende, serían especímenes del chongonanu, especialmente de sexo masculino, que ante la disminuición del número de parejas con las que copular y reproducirse, buscan apagar sus ardores carnales con hembras de nuestra especie, que tengan características similares, como las antes nombradas y además, corpulencia, busto de gran tamaño y ojos grandes.

8.- Existen otros puntos, que por ser de investigación propia y estar estrechamente ligados a especímenes de los que se han fotografiado huellas y se han identificado refugios en cuevas de la frontera ecuatoriano-peruana, es mejor por el momento dejar hasta allí lo expuesto.

En resumidas cuentas, el Blgo. Gustavo del Rosario Ortíz Navarrete, ha realizado una búsqueda sistemática,  con fondos propios y con la ayuda de su equipo de investigación, en el que estaré integrado.  Lamenta que su dedicación y objetividad en miras a capturar vivo un ejemplar, y estudiar si se trata de una especie nueva (recordemos que cada año se descubren algunas decenas de especies nuevas en flora y fauna alrededor del mundo, y que territorios como cuevas, selva amazónica y grandes extensiones de bosque tropical seco aún continúan inexploradas (más en nuestro país donde se dedican ingentes  recursos a investigaciones de antropología emergente, donde es más importante determinar asuntos no prioritarios, y que al final poco o nada de trascendencia nacional e internacional tienen  y se dedican a la Ridiculización de trabajos, que con fondos propios se dedican a aportar al desarrollo de la investigación).  Imaginen tan sólo que el nombre de Ecuador pudiese estar involucrado a la investigación del eslabón perdido, lo que daría respuesta a muchas incógnitas evolutivas; o si lo vemos en otro sentido, la Creación de nuevas áreas de reserva faunística; sin dejar de lado el Potencial turístico (con seriedad y responsabilidad) y por ende económico.  Pero esto para esto es necesario que el Estado tome también responsabilidad, porque de no hacerlo, en el momento en que se empiece la difusión y haya repercusión internacional. (Como lo estamos comenzando a hacer), no les quede dude que tenderemos la avalancha de productoras nacionales e internacionales, queriendo “cazar” al “monstruo” y científicos con ansias de reclamar el descubrimiento como propio, además de los infaltables “cazadores”, que solo buscarán exterminar a una especie para adornar su lujosa sala.

Por el momento, creo que se ha hecho una interesante introducción,  aún no publicaremos fotos ni videos de los recientes descubrimientos, para no dar oportunidad a los oportunistas de siempre. Y sobre todo con el compromiso con esta Amerika Prohibida.

Estaremos convocando a un evento de Crow-founding, con la finalidad de poder continuar esta trascendental investigación, y poder continuar con  expediciones al área, y conseguir equipo necesario como: cámaras de buena calidad, cámaras con sensor de movimiento, etc.

 

Para más información, asi como para concretar ayudas pertinentes, comunicarse a:

manuel7palacios@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bibliografía:

Criptozoología, J. Gonzàlez y D. Heylen, Editorial EDAF

La Salvaje, Joaquin Gallegos Lara. Cuento de la recopilación “Los que se van”

Artículo: “Ecuador y las leyendas del hombre mono”, R. Romàn, 2013

Searching of Hidden Animals, R.P. Mackal, Garden City Publishers.

On the Track of Unknown Animals, B. Heuvelmans. London Publishers

 

 

Categorías: Uncategorized | 1 comentario

Navegador de artículos

Un pensamiento en “Chongonanu el BIG FOOT ecuatoriano

  1. María Augusta

    En la provincia de los Tsáchilas escuché una historia similar, ellos le llaman la chicharrona y de igual manera dicen que tiene los pies al revés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: